Compartir
Publicidad

¿Un spray de cafeína promete que no necesitaremos nuestro café de la mañana?

¿Un spray de cafeína promete que no necesitaremos nuestro café de la mañana?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En agosto de este año se empezaron recaudar fondos a través de una página de crowdfunding y ya han superado los 160.000 dólares. El objetivo era desarrollar un sray de cafeína llamado Sprayable Energy (energía pulverizable), que aseguran que podría sustituir a la ingesta de cafeína a través de tazas de café. Esperan que esté disponible en las tiendas el año que viene.

Sprayable Energy permite administrar cafeína a nuestro cuerpo directamente a través de la piel. Se aplica en el cuello, y cuatro chorros surten el efecto equivalente a una taza de café. No tiene olor ni color, por lo que su aplicación pasa desapercibida a quienes nos rodean, y no es incompatible con el uso de perfumes.

¿Hasta qué punto puede ser el sustituto del café, sobre todo cuando tenemos prisa y queremos espabilarnos por la mañana?

Café por spray

Autores
Por término medio, a nivel mundial una persona consume 1,3 kilogramos de café. Los que más café consumen son los finlandeses (12 kilogramos por persona al año), seguidos de los noruegos (casi 10 kg por persona), los suecos (8,4 kg) y los holandeses (8,2). España ocupa el puesto 19 en el ranking mundial, con un consumo de 4,5 kilogramos de café por persona. En Italia, a pesar del tópico, 5,9 kg.

La profesión donde se consume más café: científico. Algo que los investigadores atribuyen a que “sus experimentos a veces duran más de 24 horas y rompen su ritmo circadiano”. El estudio se llevó a cabo en el ámbito exclusivo de Estados Unidos.

Sprayable Energy promete cambiar eso, o relegar el café a lo meramente ritual o placentero, no a la necesidad de recibir un chute de energía. "Sprayable Energy permite que conseguir un impulso de energía instantáneo sea más sencillo y más eficiente, por ejemplo para ayudarnos a ser más productivos en la oficina", aseguran sus creadores, Ben Yu, que han puesto a la venta el frasco con 40 dosis al precio de 15 dólares.

Ben Yu es un joven de 21 años que ha desarrollado el producto, un spray que contiene una solución de agua, cafeína y tirosina (un aminoácido que permite incrementar la concentración de cafeína en el agua), y que es absorbida por el organismo a un ritmo constante y durante un periodo de varias horas, como los parches de nicotina:

Estudié la estructura molecular de la cafeína y me di cuenta de que, como sucede con la nicotina, también puede ser absorbida a través de la piel. (...) Cuando se toma un café o una bebida energética, se siente un subidón durante un breve periodo de tiempo y luego viene el bajón, mientras que con la energía en spray se recibe una cantidad inferior de cafeína durante un periodo de tiempo más largo y a un ritmo constante. (...) La cafeína en spray funciona mejor con las personas que son más sensibles a esta sustancia. Son a las que más les ha gustado el producto, ya que no pueden consumir las bebidas energéticas disponibles en el mercado porque les ponen demasiado nerviosos.

Críticas

Recomiendan rociarse con el spray como máximo seis veces en un periodo de cuatro horas y no superar las 24 pulverizaciones al día, a pesar de que también aseguran que no tiene efectos secundarios. Ante ello, se han levantado algunos críticos sobre el producto, como Sean Nordt, director del departamento de toxicología de de la Universidad del Sur de California.

Y es que el producto, al contener solamente agua y cafeína, no ha debido someterse a estudios clínicos, así que, más allá de lo que afirman sus inventores, es difícil saber conocer su eficacia (algo equivalente a lo que sucede con la homeopatía, por ejemplo). Segú Nordt:

No estoy muy seguro de si va a funcionar. No dudo que lleve cafeína. Lo que no tengo tan claro es cuánta de esa cafeína entrará en la corriente sanguínea, teniendo en cuenta que la base principal del producto es el agua.

Vía | BBC Mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio