Compartir
Publicidad

El oro que nos permite explorar el universo es el mismo que constituye lo Oscar

1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antiguamente, las estatuillas de la Academia de Hollywood, los Oscar, estaban cubiertos de una aleación de estaño y luego los había chapado en oro. Brillaban, pero la capa se desvanecía en poco tiempo, desluciéndose.

La estatuilla muestra a un caballero desnudo que sostiene una espada sobre un rollo de película de cinco radios, los cuales representan las ramas originales de la Academia: actores, escritores, directores, productores y técnicos.

Proceso de electrodeposición

Pero desde hace un tiempo tardan mucho más en deslucirse porque se aprovechan de una tecnología aplicable a la capa de oro que los recubre que también se emplea en los telescopios que nos permiten explorar el universo.

Epner Technology ha estado trabajando con la NASA desde la década de 1970 y perfeccionó su técnica de galvanoplastia haciendo trabajo aeroespacial en la década de 1990. Epner usa un proceso de electrodeposición que llama LaserGold.

El recubrimiento resultante ya era más duro y más reflectante que el oro depositado en fase de vapor, pero ambos atributos se han mejorado aún más a través del trabajo de la NASA.

Pero para ¿en qué mejora exactamente este proceso a la capacidad de los telescopios astronómicos? Básicamente porque el oro es capaz de reflejar longitudes de onda infrarrojas de luz, que ayudan a detectar objetos celestes desde muy lejos, amén de que también es inerte y no se oxida. También es una buena manera de bloquear la absorción del calor radiante. Así, por ejemplo, el Telescopio Espacial James Webb usa oro para recubrir un tubo refrigerante de 32 pies que enfría el Instrumento de Infrarrojo Medio o MIRI.

Gracias a este nuevo proceso de electrodeposición, el oro obtenido mantiene la alta reflectividad del oro sólido y es extremadamente duradero.

Desde entonces, Epner ha utilizado la técnica mejorada para sus variados clientes comerciales, desde los termómetros de oído Braun hasta las propias estatuillas de la Academia.

Fue en 2016 cuando ésta decidió adoptar esta nueva tecnología para que los Oscar brillaran por más tiempo. Epner, de hecho, ha ofrecido una garantía de por vida para regalvanizar, de forma gratuita, cualquier Oscar que comience a mostrar desgaste.
Imagen | TimShoesUntied

3317251415_734d28bb30_o.jpg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio