Compartir
Publicidad
Publicidad

El barco que flota en gas

Guardar
9 Comentarios
Publicidad


En esta experiencia, curiosa y divertida, el protagonista es el hexafluoruro de azufre, un gas inerte, incoloro e inodoro, no soluble y cinco veces más denso que el aire. Por este motivo, el gas puede acumularse en lugares excavados, despazando al aire, y con él al oxígeno. No resulta ser inflamable, pero en condiciones de explosión sí que puede reaccionar, y con el aumento de presión explotar. Al hacer esto se descompondría en óxido de azufre y fluoruro de hidrógeno, que si que son tóxicos.

Pero bueno, aparte de las características químicas de este gas, la aplicación que podemos ver en el video es la mar de curiosa, como decía. Un barco de papel de aluminio flota en este gas, encerrado en el recipiente de metacrilato, y hasta hunde cuando simulamos una vía de agua derramando por encima el invisible gas. Las aplicaciones a la vida real no se cuáles pueden ser, pero al menos es muy vistoso, quién sabe si David Copperfield está preparando en estos momentos un número de levitación definitivo...

Vía | Microsiervos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio