Compartir
Publicidad

El chico que se hizo rico jugando al póquer porque había entrenado con videojuegos

El chico que se hizo rico jugando al póquer porque había entrenado con videojuegos
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Daniel Cates empezó a jugar obsesivamente, con solo seis años de edad, al videojuego Command & Conquer, entre otras cosas porque venía como regalo en el paquete de instalación del software de Microsoft Windows.

Cuando tenía que ir a clase, conseguía a menudo saltarse las clases y quedarse en la sala de ordenadores jugando al Buscaminas. Con el tiempo, también todas las horas dedicadas a ese juego dieron sus frutos, y consiguió ser tan competente que encontraba todas las minas en un minuto y medio. Pero al cumplir 16 años, otro juego llamó su atención.

Póquer online

5 4fcf63fc6f6ae

Después de tantos años practicando con videojuegos, Daniel empezó a interesarse por un juego donde podía ganar dinero de verdad (y no puntos virtuales, monedas de oro u otras recompensas fungibles). Ese juego era el póquer online.

Obviamente, al empezar con ese nuevo juego perdió. Al principio perdía cinco dólares. Pero poco después, antes de que en Estados Unidos aparecieran leyes prohibiendo este juego, Daniel pasó a ganar hasta 500.000 dólares. Con solo 20 años, Daniel ya había ganado millones de dólares.

Es muy probable que la destreza de Daniel para el póquer online se haya levantado sobre los cimientos cognitivos que le proporcionaron tantas horas de videojuegos, sobre todo del Command & Control, un juego de guerra que precisa de una rápida respuesta evaluando factores tales como el despliegue de las propias tropas sin que el adversario se dé cuenta, detectar las señales que indican que el enemigo empieza a debilitarse y atacarlo entonces despiadadamente.

Daniel había sido campeón mundial de Command & Control, así que no era un simple jugador, como explica el psicólogo de Harvard Daniel Goleman en su libro Focus:

Cates obtuvo esa considerable suma de dinero “machacando” a sus contrincantes, sin limitarse a jugar una partida tras otra, sino jugando simultáneamente varias partidas con todo tipo de adversarios, desde los novatos hasta los más expertos. Hay que decir que el póquer en línea te permite jugar contra todos los adversarios que puedas al mismo tiempo y recibir un informe instantáneo de tus ganancias y pérdidas y determinar rápidamente tu curva de aprendizaje. De este modo, un adolescente capaz de jugar al mismo tiempo una decena de partidas acumula, en pocos años, tanta práctica sobre las características del juego como el jugador de 50 años que se haya pasado media vida en las mesas de Las Vegas.

Daniel se retiró millonario gracias a sus habilidades cognitivas con el póquer online, y decidió dedicarse entonces a dos cosas que había dejado un poco de lado tras tantos años de enclaustramiento: chicas y deporte.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio