Compartir
Publicidad

Las mujeres maduras lo tienen difícil en las redes de ligue

Las mujeres maduras lo tienen difícil en las redes de ligue
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez hay más redes para ligar, buscar pareja estable e incluso echar una cana al aire. Sin embargo, las posibilidades de ambos sexos no son simétricas, como tampoco lo son los objetivos en lo que concierne a la edad.

En términos generales, ellos resultan siempre atractivos, con independencia de la edad, pero ellas lo tienen más crudo a medida que cumplen años. No importa lo que opine la gente en una encuesta al respecto: estas tendencias son las que se observan en las redes de ligue.

Edad VS Recursos

En un papel que interpreta Matthew McConaughey en la película Movida del 76, sintetiza muy bien las tendencias de las redes sociales para ligar: “Eso es lo que me gusta de las chicas de instituto: yo me hago mayor pero ellas siguen teniendo la misma edad”.

Tal vez porque las mujeres tiene otras motivaciones, además de la física, como son los recursos económicos o la cultura y la experiencia, como explica Christian Rudder, cofundador y presidente de la web de citas OkCupid, en su libro Dataclismo, las mujeres envían más mensajes, y no menos, a un hombre a medida que este se hace mayor, hasta que supera en poco a la treintena.

A partir de ahí, la cantidad de contactos desciende, pero a un ritmo que no se aleja mucho del descenso general del propio número de mujeres disponibles.

Okcupid 1

En el caso de las mujeres, sin embargo, además de perder hombres de su reserva a causa del matrimonio, su edad pesará como una losa: cada vez quedarán menos hombres solteros que la encontrarán atractiva.

El número de hombres solteros mengua velozmente con la edad: según el censo de Estados Unidos, hay 10 millones de hombres cuya edad está entre los 20 y los 24 años, pero solo 5 millones entre los 30 y 34 y solo 3,5 millones de 40 a 44.

Cuando la mujer alcanza los 50 años, el número de hombres dispuestos a estar con ellas se reduce ostensiblemente.

Una mujer de 32 años se registra, indica su preferencia de edades filtrándola entre 28 y 35 y empieza a explorar. Un hombre de 35 años entra, ajusta su preferencia de edades entre los 24 y los 40 y rara vez contacta con ninguna mujer que supere los 29. Ninguno de los dos encuentra lo que está buscando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio