Compartir
Publicidad

Las 'gafas de cerveza' o por qué vemos más atractiva a la gente cuando bebemos alcohol

Las 'gafas de cerveza' o por qué vemos más atractiva a la gente cuando bebemos alcohol
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando miramos a una persona, enseguida determinamos si nos parece atractiva o no. En una mujer, por ejemplo, los rasgos que se consideran más atractivos son los pómulos relativamente altos, la mandíbula delgada y los ojos grandes en relación al tamaño de la cara. Es algo que ocurre en ambos sexos, aunque las mujeres, más tarde, tras una mayor interacción con la otra persona, pueden variar la calificación inicial en función del feeling de la conversación.

Sin embargo, cuando estamos bajo los efectos del alcohol a todos nos suelen parecer más atractivas las otras personas. Es un fenómento que popularmente se conoce como "gafas de cerveza". La razón no es que nos volvamos menos selectivos, como quienes aún no han cazado nada en los últimos minutos antes del cierre de la discoteca. Tampoco es que el alcohol incremente nuestra líbido. Las "gafas de la cerveza" realmente ofrecen otra graduación a nuestro juicio estético.

Diversos estudios sugieren que el consumo moderado de alcohol (aproximadamente 700 mililitros de cerveza) produce que contemplemos a los demás un poco más atractivos, con independencia de su sexo. De hecho, el alcohol también propicia que nos veamos más atractivos a nosotros mismos.

Hay diversas teorías sobre este fenómeno, pero la más aceptada tiene que ver con nuestra percepción de la simetría facial. A todos nos gustan los rostros simétricos, pero el alcohol interfiere en nuestra capacidad de evaluar correctamente dicha simetría. Una serie de estudios realizados por la Universidad Roehampton en Londres redunda en esta teoría:

Pusimos a prueba la hipótesis de que un importante consumo de alcohol disminuye la capacidad de detectar la asimetría en las caras y reduce la preferencia por rostros simétricos sobre los asimétricos. Mostramos a los participantes 20 fotos de un par de caras y luego 20 imágenes de una sola cara, una foto de cada vez. A los participantes se les pidió que dijeran qué cara del par de fotos les parecía más atractiva, y luego si la foto con una única cara era simétrica o no. Se reunieron los datos con participantes en los bares del campus de la Universidad de Roehampton. En total, 64 estudiantes voluntarios fueron clasificados como sobrios o ebrios. Para cada par de rostros en la imagen o rostro único mostrado, se grabaron las respuestas y también el nivel de ingesta de alcohol.

Vía | Gizmodo

Foto | Dilankf

En Xataka Ciencia | Somos más atractivos si alguien dice que somos atractivos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio