Publicidad

La disfunción sexual no es solo cosa de hombres: lo sufre la misma cantidad de mujeres

La disfunción sexual no es solo cosa de hombres: lo sufre la misma cantidad de mujeres
1 comentario

Publicidad

Publicidad

A pesar de que al aludir a la disfunción sexual nos pueda venir a la cabeza un pene que no logra alcanzar la erección, hay una amplia variedad de disfunciones sexuales, algunas de las cuales son específicas de cada sexo. Y es que estas disfunciones se definen como dificultades de origen psicógeno, orgánico o ambos durante cualquier etapa de la respuesta sexual humana (deseo, excitación, orgasmo y/o resolución).

Habida cuenta de ello, podemos afirmar que, según la encuesta que consultemos, las mujeres incluso pueden llegar a presentar más cosas de disfunción sexual, a pesar de que a las consultas de medicina sexual la mayoría de pacientes que acuden son hombres.

Según el sexo

Según un estudio de la National Health and Social Life Survey del año 1999, el 43 por ciento de las mujeres norteamericanas sufría disfunción sexual frente al 31 por ciento de los hombres. Es decir, que en Estados Unidos sufren disfunción sexual femenina el 43% de las mujeres entre 18 y 59 años ha experimentado algún tipo de disfunción sexual a lo largo de su vida. El 21% de las mujeres entre los 18 y los 29 años asegura que sufre algún tipo de dolor durante la relación sexual, mientras que el 27% habla de experiencias poco placentera.

A pesar de que la sexualidad masculina es más compleja que la masculina y las causas de la disfunción sexual son otras, un estudio del Departamento de Urología y Psiquiatría de la Universidad de California indica que aproximadamente el 40% de las mujeres nunca ha buscado tratamiento o ayuda.

La disfunción sexual femenina (DSF) se puede clasificar en cuatro áreas en las que las mujeres presentan dificultades: el deseo, la excitación, el orgasmo y el dolor asociado con el coito (dispareunia y el vaginismo). Las 5 disfunciones sexuales femeninas más frecuentes son:

Gender 312411 960 720
  • Ausencia o reducido interés o deseo sexual.
  • Dificultades en la excitación sexual.
  • Dificultades para llegar al orgasmo o para tener satisfacción sexual.
  • Dolor y/o molestias durante la penetración (dispareunia).
  • Imposibilidad de lograr penetración vaginal (vaginismo).

Las disfunciones sexuales más frecuentes en hombres son:

  • Falta de control eyaculatorio (eyaculación precoz/eyaculación retardada)
  • Dificultad para lograr y/o mantener la erección (disfunción eréctil)
  • Falta o disminución del interés o deseo sexual y ansiedad sexual.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir