Compartir
Publicidad

¿De qué sirve enfadarse?

¿De qué sirve enfadarse?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos nos hemos enfadado en alguna ocasión. Hemos gritado, hemos lanzado toda clase de maldiciones, se nos ha puesto la vena de la frente muy gorda. Pero ¿por qué? ¿Cuáles son las raíces evolutivas de este comportamiento? ¿De qué ha servido que nuestros ancestros se enojaran del modo en que lo hacemos?

Al parecer, la forma más rápida que tiene nuestro cerebro de que cambie nuestro alrededor (es decir, lo que nos enfada) es la emoción.

Cuando nos enfadamos, tal y como señalan los estudios de Charles Carver y Eddie Harmon-Jones con escáneres cerebrales, se incrementa la actividad en el córtex obitofrontal, una región del cerebro relacionada normalmente con el control de las emociones y la conducta orientada a objetivos.

Esto está muy bien, pero ¿la ira tiene un servicio a nivel fisiológico?

Anger 1197374 960 720

Al parecer, sí, tal y como se desprende de los estudios llevados a cabo por Miguel Kazén y sus colaboradores de la Universidad de Osnabrück: las preocupaciones o amenazas nos producen estrés, pero la ira que experimentados cuando nos enfadamos reduce nuestros niveles de cortisol, la hormona del estrés, lo que disminuy a su vez el daño potencial causado por el estrés.

Dean Burnett ofrece una posible explicación de esta paradójica observación en su libro El cerebro idiota, aludiendo a que ciertos estudios sugieren que la ira produce un aumento de actividad en el hemisferio cerebral izquierdo, en el córtex cingular anterior y el córtex frontal:

Estas son regiones asociadas con la producción de motivación y de conductas reactivas. Están presentes en ambos hemisferios del cerebro, pero realizan tareas diferentes en cada uno de ellos; en el hemisferio derecho, producen reacciones negativas, de evitación o de retirada ante cosas desagradables, mientras que, en el izquierdo, generan comportamientos positivos, activos, de acercamiento.

Es decir, una parte de nuestro cerebro dice "huye, retrocede, ocúltate" y la otra parte dice: "no voy a aguantar más esto, hay que ponerle remedio":

Es más probble que, en las personas que tienen una personalidad más extrovertida y que se sienten más seguras de sí mismas, el que domine sea el lazo izquierdo, mientras que en las de tipo más neurótico o introvertido, el derecho sea el dominante.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio