Publicidad

Cuanto más expuesto estás a una cosa más tiendes a olvidar sus detalles

Cuanto más expuesto estás a una cosa más tiendes a olvidar sus detalles
1 comentario

Publicidad

Atención, pregunta: en el logotipo de Apple, la manzana mordida, ¿hay una hoja o un rabito? ¿Hacia qué lado señala? ¿Hacia qué lado está el mordisco? A pesar de que todos tenemos en mente este logotipo, que estamos expuestos a él masivamente, es uno de los logotipos más familiares del mundo, difícilmente acertaremos a tales preguntas.

Eso es lo que concluyó un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de California en Los Ángeles. Y es lo que sucede con cualquier otra cosa a la que estamos muy expuestos: olvidamos sus detalles y matices.

Reconocimiento del conjunto

En el estudio mencionado, solo uno de los 85 participantes supo dibujar el logotipo de Apple a la primera, incluso a pesar de que todos los participantes trabajaban en una multinacional. Menos del 50 por ciento, además, fue capaz de identificar el logotipo entre una selección de otros ligeramente modificados.

Por esa razón, es fácil que las empresas que plagian logotipos o incluso nombres de marcas tengan éxito. ¿Gucchi se escribe con "ch"? Tal y como lo explica Henning Beck en su libro Errar es útil, no solo filtramos logotipos sino cualquier cosa a la que estamos muy expuestos:

Los participantes de algunos estudios no pueden recordar la ubicación de los extintores, la distribución del teclado del ordenador o las características exactas de las señales de tráfico. (...) El cerebro no es una máquina de recordar concebida para almancenar detalles, sino para olvidar precisamente esas menudencias, es decir, para sacrificar lo pequeño por el bien mayor: reconocer el conjunto.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir