Compartir
Publicidad

Un baño de agua caliente podría ayudar a combatir la depresión leve o moderada

Un baño de agua caliente podría ayudar a combatir la depresión leve o moderada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según un estudio realizado por la Universidad de Friburgo en Alemania, las personas con depresión que se metieron en un un baño a 40 ºC durante 30 minutos experimentaron los efectos mismos efectos en el estado de ánimo que haber hecho deporte durante el mismo tiempo.

Las personas que acuden a un spa una hora dos veces a la semana muestran mejoras en su salud mental superiores, de hecho, que aquellas que hacen ejercicio regularmente. Los expertos sugieren que esto podría deberse a que el baño caliente restaura el ritmo natural de la temperatura del cuerpo en el transcurso de un día, que puede interrumpirse en pacientes deprimidos.

Aumento de temperatura

Investigadores de la Universidad de Friburgo en Alemania probaron los efectos de los baños termales en 45 personas con depresión.

Las personas en el estudio, que tenían una edad promedio de 48 años, tenían depresión de moderada a grave, que se midió en la escala HAM-D, que se usa comúnmente. Fueron asignados aleatoriamente a un baño de spa dos veces por semana, o dos sesiones de ejercicio moderado a la semana.

Adult 1853322 960 720

Las personas en el grupo de baño vieron una caída promedio de seis puntos en la escala en solo una quincena, mientras que los pacientes que hicieron ejercicio solo redujeron tres puntos.

Todo lo que tenían que hacer los pacientes era sentarse en un baño a 40 ° C (104 ° F) durante 30 minutos, y luego envolverse en mantas y botellas de agua caliente durante otros 20 minutos. Las personas en el grupo de ejercicio tuvieron que hacer un ejercicio aeróbico moderado, como correr, bailar o nadar, durante 40 a 45 minutos.

Aunque las causas exactas de la depresión no son seguras, se cree que un ritmo circadiano interrumpido podría ser uno de los responsables. Esto incluye la fluctuación de la temperatura corporal de una persona que aumenta en la mañana y cae durante la noche.

En las personas con depresión, es posible que la temperatura de su cuerpo no se regule adecuadamente y tomar baños calientes podría ayudar a corregir esto. Además, son más fáciles y apetecen más que largas sesiones de ejercicios, lo que permite que el paciente tenga una tasa de abandono menor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio