Publicidad

La mayoría de los adolescentes de 15 años no puede decir cuándo los hechos son realmente hechos y no opiniones

La mayoría de los adolescentes de 15 años no puede decir cuándo los hechos son realmente hechos y no opiniones
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Todo el mundo tiene una opinión pero ésta no tiene que ser necesariamente respetable: las personas son respetables, las opiniones pueden ser confrontadas si se consideran erróneas. Parafraseando al filósofo Gustavo Bueno, no siempre muestras más respeto por alguien aceptando sin discusión que, por ejemplo, se crea que es Napoleón.

Lo peor, sin embargo, sucede cuando confundimos una opinión con un hecho, una anécdota con una estadística, una correlación con una causalidad, un pálpito con una evidencia, un prejuicio con un juicio. Todos podemos ser víctimas de estos sesgos, pero entre los adolescentes parece que tales sesgos con muy pronunciados, convirtiéndose en individuos demasiado crédulos y manipulables.

Manipulados y crédulos

La mayoría de los adolescentes estadounidenses, según el reciente estudio internacional PISA, son incapaces de saber si están siendo manipulados.

Las pruebas de lectura administradas en 79 países sugieren que la mayoría de los adolescentes son crédulos cuando consumen información. La mayoría de los adolescentes, en definitiva, no pueden detectar la validez de supuestos "hechos" a partir de pistas contextuales.

Students 395568 1280

El informe PISA (Programme for International Student Assessment) es un estudio llevado a cabo por la OCDE a nivel mundial que mide el rendimiento académico de los alumnos en matemáticas, ciencia y lectura. Su objetivo es proporcionar datos comparables que posibiliten a los países mejorar sus políticas de educación y sus resultados, ya que este análisis no se evalúa al alumno, sino al sistema en el que está siendo educado.

Todos los países suspenden en sentido crítico y escepticismo. Un dato que deja la puerta aún más abierta a las fake news.

Los mejores lectores, mejores que en cualquier otro país, provienen de cuatro provincias en China: Beijing, Shanghai, Jiangsu y Zhejiang. Aunque estas áreas son excepcionales dentro del país, China en general todavía se encuentra en la parte superior de la lista de los lectores más avanzados del mundo.

Solo en seis países los estudiantes obtuvieron mejores resultados que 1 de cada 7 en identificar con éxito hechos reales: China, Canadá, Estonia, Finlandia, Singapur y los Estados Unidos.

En España, alumnos españoles de 15 años se sitúan por debajo de la media de la OCDE, aunque el estancamiento en los resultados se extiende a la mayoría de países avanzados. En comprensión lectora, España se queda fuera en esta edición. La OCDE anunció hace unos días que no se publicarían los datos de España por “anomalías” detectadas en la prueba de fluidez, que afectan al 5% de los alumnos. Ahora estudia qué ocurrió y descarta intencionalidad.

En general, los hallazgos de PISA sirven como un claro aviso de que debemos ser más inteligentes con respecto a la enseñanza, como señalan los autores del informe:

Es por eso que la educación en el futuro no se trata solo de enseñar a las personas, sino también de ayudarlas a desarrollar una brújula confiable para navegar en un mundo cada vez más complejo, ambiguo y volátil.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios