Compartir
Publicidad

[Vídeo] K-19, el Hiroshima flotante

Compartir

Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El mundo estuvo a punto de sufrir la mayor catástrofe nuclear de su historia el 4 de julio de 1961. El K-19, el primer submarino atómico soviético sufrió una grave avería entre Groenlandia y Noruega.

En caso de explosión, el cataclismo hubiera superado a los de Chernóbil (1986) y Fukushima (2011).

El K-19 era un submarino de 114 metros de eslora, capaz de sumergirse a 300 metros de profundidad y que portaba tres misiles balísticos nucleares de 1,4 megatones cada uno.

Vía | EFE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio