Compartir
Publicidad
Publicidad

Un grupo de icebergs está de viaje rumbo a Nueva Zelanda

Un grupo de icebergs está de viaje rumbo a Nueva Zelanda
Guardar
27 Comentarios
Publicidad

Otra consecuencia del cambio climático (o de esa cosa que está pasando, para no ofender la sensibilidad de los escépticos) es que los icebergs se van de viaje. Ya ocurrió en el 2006, pero ahora el viaje ya tiene aires de caravana de elefantes que se dirigen al cementerio.

Nada menos que 100 icebergs (alguno de ellos hasta de 250 metros de longitud) están siendo conducidos por las corrientes marinas en dirección a Nueva Zelanda. Los icebergs proceden de la Antártida. Los buques que navegan por la zona ya están en alerta, pues en cualquier momento pueden convertirse en un nuevo Titanic (con la salvedad que aquí es el iceberg el que embiste al barco y no a la inversa).

Las últimas fotografías por satélite realizadas por expertos de la División Antártica Australiana indican que los bloques de hielo han sobrepasado las islas Auckland y se encuentran ya a unos 450 kilómetros al nordeste de la isla del Sur. Esperemos que los icebergs se derritan antes de llegar a la costa: en 2006, por ejemplo, lo hicieron sólo a 25 kilómetros de la costa.

Estos icebergs nómadas se desplazan a una velocidad media de entre 1 y 2 kilómetros por hora, según el Instituto Neozelandés de Investigación Atmosférica.

Las cosas pintan mal, pero afortunadamente (ya era hora), la UE ya no se enfrenta sola al cambio climático (o a esa cosa que está pasando): EEUU y China han expresado que están dispuestos, al menos, a abordar el problema. No es mucho, pero es algo. Por su parte, los 27 mantienen el compromiso de recortar sus emisiones un 20 % de aquí al 2020 respecto a sus niveles de 1990 y a hacerlo en un 30 % si otros países industrializados hacen un esfuerzo “comparable”.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos