La Madre Naturaleza no existe: la versión contraria a la hipótesis de Gaia

La Madre Naturaleza no existe: la versión contraria a la hipótesis de Gaia
3 Comentarios

Hay dos hipótesis para abordar el ecosistema de la Tierra desde un punto de vista holístico. Por un lado tenemos la hipótesis de Gaia, popularizada por James Lovelock.

La Hipótesis Gaia defiende que la biosfera resulta ser un sistema único, en el que la vida mantiene y fomenta las dinámicas biogeosféricas que la ayudan a sobrevivir, mediante procesos que inducen a que este planeta azul sea habitable para vida. Sin embargo, existe una hipótesis menos conocida, que básicamente sostiene lo contrario.

La hipótesis de Medea

En contraposición a esta visión bondadosa de la biosfera se enfrenta la denominada Hipótesis de Medea, popularizada por al paleontólogo y astrobiólogo Peter Ward, de la Universidad de Washington. La hipótesis de Medea puede formalizarse de la siguiente manera: La habitabilidad de la Tierra ha sido afectada por la presencia de la vida, pero el efecto global de la vida ha sido y será el de reducir la longevidad de la Tierra como planeta habitable.

Grief Geb4f82f73 640

La vida en la Tierra se encuentra en un frágil balance en el que los seres vivos que la habitan tienden más bien a estropear las cosas que ha mantener ese equilibro. El simbolismo de Medea representa la otra cara de Gaia. Mientras que Gaia es la buena madre Tierra, Medea, en la mitología griega se vuelve contra sus propios hijos. Según Ward, la vida es la principal amenaza de la vida, y lo que ocurrió en el pasado volverá a ocurrir. No hay una buena madre que cuide de la vida, ni armonía, sino destrucción ávida.

Desde esta perspectiva, las extinciones masivas son intentos suicidas de volver a un estado biológico microbiano, como al comienzo de la historia de la Tierra. Según Ward, estos "intentos de suicidio" son:

  • envenenamiento por metano hace 3.500 millones de años;
  • la gran catástrofe del oxígeno hace 2.700 millones de años;
  • la " Tierra bola de nieve ", dos veces, hace 2.300 millones de años y hace entre 790 y 630 millones de años;
  • la extinción por sulfuro de hidrógeno (el límite Pérmico - Triásico ) a 251,4 millones de años.

En la hipótesis Gaia, el ser humano está ahora interviniendo sobre un sistema equilibrado y autorregulado, En la hipótesis Medea el ser humano está actuando sobre un sistema que es de por sí muy inestable.

¿Gaia o Medea? Posiblemente defender una ante otra sea cuestión de gustos, que no de evidencias científicas. Es un más relato que otra cosa. Pero sí que es cierto que el relato que más éxito tiene, el que resulta más agradable para la psique humana, es el de Gaia. La hipótesis de Medea apenas se conoce. Preferimos pensar que la naturaleza es sabia que nosotros somos un virus. En el fondo, es una sofisticación de la creencia en Dios. De creer que hay algo por encima, más poderoso, que vela por todo, y que debemos regirnos por un código de conducta que no encolerice su caracter.

Podéis profundizar un poco más en ambas posturas, así como en la postura que se adscribía Carl Sagan al respecto en el siguiente vídeo:

Temas
Comentarios cerrados
Inicio