La caja de Pandora de virus congelada durante millones de años que hay en el Ártico y es que es mejor que no abramos nunca

La caja de Pandora de virus congelada durante millones de años que hay en el Ártico y es que es mejor que no abramos nunca
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

En 2016, una ola de calor siberiana expuso los restos de un reno infectado con ántrax, liberando esporas de una bacteria de 75 años de antigüedad al aire, el agua y la cadena alimentaria, lo que originó la muerte de un niño de diez años de edad.

Son algunas consecuencias de abrir la caja de Pandora que hay en el Ártico, esto es, derretir el permafrost en el que se conservan virus y bacterias que sería mejor que no volvieran a campar a sus anchas por nuestro planeta.

Un vistazo a…
Cuánto dura la INMUNIDAD si has pasado el COVID19 o te acabas de VACUNAR

Derretimiento del permafrost

El permafrost​ es la capa de suelo permanentemente congelado (pero no permanentemente cubierto de hielo o nieve) de las regiones muy frías o periglaciares. Dos años antes del caso del reno infectado anteriormente mencionado, unos investigaores aislaron un "virus gigante" (llamado así porque se puede contemplar mediante microscopía óptica) de 32.000 años de antigüedad mediante un muestra de permafrost siberiano.

Pithovirus Sibericum Sketch

Un espécimen mide aproximadamente 1,5 µm de longitud y 0,5 µm de diámetro, convirtiéndolo en el virus más grande conocido hasta el momento. Es un 50% mayor que los pandoravirus, el anterior virus más grande conocido. Es incluso más grande que Ostreococcus el eucarionte de vida libre más pequeño.

Jean-Michel Claverie y Chantal Abergel, descubridores del virus, especulan que el Pithovirus pudo ser un resto de un gran grupo de parásito que atacaban formas de vida comunes en los inicios de la historia terrestre.

A pesar de todo aquel tiempo matusalénico que había transcurrido, el virus, bautizado como Pithovirus sibericum, continuaba siendo infeccioso (aunque solo, afortunadamente, para la Acanthamoeba, un organismo unicelular). Puede que la próxima vez no tengamos tanta suerte, tal y como relata David Farrier en su libro Huellas: en busca del mundo que dejaremos atrás:

La leyenda de la caja de Pandora cuenta cómo escaparon todos los males del mundo cuando Pandora abrió un cofre maldito que le entregó Zeus. Pero el deshielo global promete una liberación mucho más terrible que la plaga que surgió de la caja de Pandora. Si se cumplen las peores predicciones, con la inundación vendrá la sequía, ya que el deshielo hará que crezca el nivel del mar mientras que miles de millones de personas que dependen de los glaciares por el agua se encontrarán con que esa fuente (que pensaban que duraría eternamente) habrá desaparecido por completo.

Temas
Inicio