Publicidad

Cada vez queremos más carne (I): ¿cómo solucionar nuestra ansia carnívora?

Cada vez queremos más carne (I): ¿cómo solucionar nuestra ansia carnívora?
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Abordar la escasez de recursos naturales, sobre todo en lo tocante al agua, supone replantear el consumo de carne en el mundo. Porque, lejos de ser un problema moral, el consumo de carne es, sobre todo, un problema medioambiental.

Así pues, ¿cómo podemos reducir el impacto medioambiental derivado de nuestra ansia carnívora? ¿Cómo suplir el 10 y 20 por ciento de calorías que deben proceder de las proteínas para tener una saludd óptima? ¿Cómo soportar la demanda de carne que se estima para el año 2050, que será el doble que la actual? ¿Cómo podrían contribuir los nuevos avances en la creación de carne sintética de laboratorio?

El agua que consume la carne

hereford_bull_large.jpg
La carne, sobre todo, es un gran consumidor de energía, de tierra y de agua. Por ejemplo, producir 500 gramos de carne se requieren 10.000 litros de agua.

La producción ganadera supone el 70 % de todas las tierras agrícolas y cubre el 30 % de la superficie de la Tierra. También es causa principal de la erosión del suelo y de la deforestación. Y también supone un gran productor de gases de efecto invernadero.

Acuacultura

Una posible solución pasa por invertir más en la acuacultura. Las piscifactorías, por ejemplo, son un buen exponente de la acuacultura, que es el sistema de producción de alimentos de origen animal que más crece, y proporciona casi un 30 % del pescado que comemos. Tal y como explicar Peter H. Diamandis en su libro Abundancia:

Más allá de ayudar a proteger nuestros mares, la Administración Nacional Atmosférica Oceánica (NOAA) cree que las piscifactorías pueden reducir las necesidades de Estados Unidos de importar pescado (por valor de 10.000 millones de dólares anuales), crear puestos de trabajo, reducir el déficit comercial y mejorar la seguridad alimentaria.

(…)

Pero esto es solo el principio. Si realmente nos tomamos en serio la protección de nuestros mares y la preservación de nuestra pesca como fuente de proteínas, es necesario que la acuacultura sea una parte significativa de nuestra cadena alimentaria completa.

Todo esto está muy bien, estaréis pensando, pero ¿y el filete de ternera? ¿Deberemos restringir las barbacoas pantagruélicas? ¿Cómo debemos proceder con los pollos, los cerdos o las vacas?

La biotecnología, a ese respecto, podría ser parte de la solución. Pero eso lo explicaremos en la próxima entrega de este artículo.

Foto | Wikimedia | Robert Merkel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir