Compartir
Publicidad

Aspectos negativos del tratamiento nuclear

Aspectos negativos del tratamiento nuclear
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sociedad siempre ha temido todo lo relacionado con energía, centrales o tratamiento de residuos nucleares. La amenaza de un accidente nuclear, producción de desechos radiactivos o proliferación de las armas nucleares son algunos ejemplos de la fobia existente.

En anteriores entradas veníamos hablando sobre la Revolución Energética que se aproximaba y dada la importancia de este movimiento hemos querido ir enlazando diferentes tecnologías, fuentes y recursos que harían posible una independencia de los Hidrocarburos como impulsor de nuestra economía y desarrollo.

Se producen residuos nucleares en cada una de las etapas del ciclo del combustible nuclear, desde la minería del uranio al reprocesamiento del combustible nuclear irradiado. La mayor parte de la basura nuclear permanece siendo peligrosa por miles de años, dejando así una peligrosa herencia a las futuras generaciones.

La extracción del plutonio mediante el reprocesamiento resulta en un enorme volumen de residuos líquidos altamente radiactivos. Parte de esta basura producida durante el reprocesamiento se mezcla con material de vidrio caliente y es solidificada, resultando en varillas de vidrio que se clasifican también como HLW. Este proceso de vitrificación hace mas fácil el transporte y el almacenamiento de los residuos Etapas básicas de todo tratamiento nuclear:

  1. Extracción de Uranio. El Uranio usado en plantas de energía nuclear suele ser extraido en países como Canadá, Australia, Rusia y Nigeria. En este primera etapa el riesgo se debe a la respiración de gases radiactivos pudiendo derivar en cancer pulmonar. Esto último añadido al efecto contaminante de aguas y tierras.

  2. Enriquecimiento de Uranio. El Uranio obtenido de forma natural no es apropiado para la fisión nuclear, así que para darle uso en un reactor nuclear necesita ser enriquecido, generando este proceso cantidades masivas de partículas radiactivas. Estos restos suelen emplearse en armas.

  3. El material enriquecido es convertido a dióxido de uranio y comprimido para obtener "fuel rods" (Buscar).

  4. Dentro de la central, el uranio es dividido para poder calentar el agua dentro de un reactor y de esta forma se obtiene energía eléctrica.

  5. El procesado resulta en un desarrollo químico de partículas de uranio y plutonio. Se estima que haya un stock de 230.000 kg de plutonio y sólo hace falta 5 kg para generar una bomba nuclear. Algunos isótopos radiactivos muy peligrosos como el cesio, estroncio, iodo, criptón y plutonio se generan durante la operación normal de un reactor nuclear. El plutonio es particularmente peligroso dado que puede ser utilizado en armas nucleares si se lo separa del combustible nuclear irradiado mediante un tratamiento químico denominado “reprocesamiento”.

  6. El gran problema consiste en cómo eliminar toda esa basurilla que se genera.

Todo hace indicar que no es una energía limpia pero si muy productiva. El día que se encuentre un método para eliminar estos desechos radiactivos será una energía a considerar como verdadero sustituto ni como una simple alternativa adicional.

Los últimos accidentes de importancia han sido Windscale (1957), Three Mile Island (1979), Chernobyl (1986) y Tokalmura (1999).

Vía | Energy Revolution Report Más Información | Video sobre plantas nucleares en España Más Información | aragonaragon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos