Compartir
Publicidad

Animales salvajes que se adaptan al medio urbano

Animales salvajes que se adaptan al medio urbano
3 Comentarios
Publicidad

Las ciudades son a menudas vistas como desiertos ambientales, donde sólo las especies más resistentes pueden ganarse el derecho a vivir. Pero expertos en ecología urbana nos están revelando una sorprendente tendencia de la vida silvestre a adaptarse al paisaje urbano.

Quizás en España, donde tampoco existen ciudades tan grandes como en el resto del mundo, se nota menos. Nuestras ciudades están más integradas con el medio ambiente, a pocos kilómetros podemos estar en un medio salvaje. Pero tomemos como ejemplo Nueva York, una de las metrópolis más grande del mundo.

Hasta hace unas décadas, dicha ciudad carecía de venados de cola blanca, coyotes o pavos salvajes y poco a poco han ido asentándose. Las focas del puerto, las garzas, halcones peregrinos y águilas pescadoras se han ido convirtiendo en especies mucho más comunes en la "gran ciudad".

Por otro lado, el primer castor en más de dos siglos se presentaba en 2007, mientras que las nutrias de río pusieron fin a un exilio similar el año pasado.

¿Qué está pasando? Los expertos afirman que la adaptación de la vida silvestre en las zonas urbanas está aumentando a escala mundial, en parte porque las ciudades cada vez son más verdes, gracias al control de la contaminación y al mayor énfasis en los espacios abiertos.

En América del Norte, el fenómeno se puede ejemplificar mejor con el caso del coyote, que colonizó las ciudades hace unos 15 o 20 años. Un estudio reciente de investigadores de Chicago encontró que los cachorros que nacieron en zonas urbanas presentan una tasa de supervivencia cinco veces más alta que sus homólogos rurales.

Los coyotes pueden sobrevivir, incluso en las zonas más urbanizadas de la ciudad, sin ningún problema

Comenta Stan Gehrt, ecólogo en la Universidad Estatal de Ohio.

Aprenden los patrones de tráfico y cómo funcionan los semáforos

Otros estudios han encontrado que con la presencia de animales, desde halcones a zarigüeyas, se obtienen una serie de beneficios para la vida urbana.

Según concluye Seth Magle, director del Urban Wildlife Institute at the Lincoln Park Zoo en Chicago:

Hay que pensar en las ciudades como lugares muy interesantes por su gran biodiversidad. Las áreas urbanas son nuestros ecosistemas, con la misma cantidad de interacciones que pueden existir en el Serengeti o el centro de Australia

Vía | SA Digital

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio