Publicidad

¿Qué es la enfermedad de Lyme que padece Justin Bieber?

¿Qué es la enfermedad de Lyme que padece Justin Bieber?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En un mensaje en su propio Instagram, Justin Bieber ha confesado a sus seguidores que parece la enfermedad de Lyme. También ha dicho contará en un documental, que se emitirá en Youtube el próximo 27 de enero, cómo ha sido su vida durante dos años luchando contra.

Pero ¿qué es la enfermedad de Lyme y cómo se contagia?

Picadura de una garrapata

Bieber ha aprovechado el mensaje que ha escrito en Instagram revelando su enfermedad para dirigirse a los que le han criticado duramente por su extrema delgadez incluso llegando a afirmar que se drogaba "con metanfetaminas”:

No se dieron cuenta de que recientemente me han diagnosticado la enfermedad de Lyme, no sólo eso, sino que tuve un grave caso de mononucleosis crónica que afectó mi piel, función cerebral, energía y la salud en general.

En realidad, su enfermedad no es fruto del consumo de drogas: lo que causa Lyme es la picadura de una garrapata, que es la que inocula la la bacteria que causa la enfermedad.

Lyme, que debe su nombre a la ciudad de Connecticut donde apareció el primer brote en 1977, es producida por la bacteria Borrelia Burgdorferi que transmiten las garrapatas tipo Ixodes Ricinus, una de las más de 800 especies de este arácnido. Si la garrapata está infectada con Borrelia (algo que sucede entre el 1 y el 10 % de los casos) y la transmite al humano, entonces se desencadena la infección.

Lyme endémica en varios estados del este y el suroeste de Estados Unidos y en algunos países de Europa, sobre todo de Europa Central y del Este (en Austria y Eslovenia se registran entre 120 a 130 casos por cada 100 000 habitantes). En España es más ocasional, pero aparecen en Navarra, País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia y La Rioja, aunque más remotamente pueden encontrarse en zonas de Castilla León y, más al sur, exclusivamente en áreas montañosas y húmedas.

En el 60 % de los casos la picadura pasa desapercibida y, ante la aparición de las complicaciones, muchos pacientes no trasladan esta información al facultativo porque no piensan que tengan nada especial. En la mayoría de las personas afectadas, de hecho, la principal señal de la infección es una erupción en la piel acompañada por síntomas de cansancio, dolores de cabeza y fiebre. Sin embargo, puede haber otros síntomas en función de la gravedad. En los casos más graves, la enfermedad puede causar artritis, encefalopatías y trastornos neurológicos.

Es por ello por lo que también se le conoce como una enfermedad imitadora, porque sus síntomas suelen parecerse a los de otras enfermedades, lo que hace que en muchos casos haya dificultades para su diagnóstico. Esto es peligroso porque si no se detecta a tiempo puede avanzar a otros estadios y llegar incluso a una fase tardía persistente. Sin embargo, como ya os contábamos, esto empieza a cambiar gracias a pruebas diagnósticas que solo tardan 15 minutos en señalar si padecemos esta enfermedad.

El tratamiento para combatir Lyme consiste en la aplicación de antibióticos, que varían dependiendo del estado de la enfermedad, y de la edad del paciente. Actualmente no hay ninguna vacuna eficaz, debido a que las bacterias causantes de la enfermedad poseen antígenos muy variables y a que sus niveles de expresión también varían en función del huésped en el que se encuentren.

Sin embargo, en julio de 2017 una empresa farmacéutica austríaca recibió la autorización de la FDA estadounidense para iniciar un estudio en fase I sobre una vacuna basada en una proteína OspA recombinante, llamada VLA15. Los resultados han permitido el inicio de la fase II, cuya publicación está prevista hacia mitad de 2020.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios