Compartir
Publicidad
Publicidad

El gen que pica

El gen que pica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Desde Saint Louis, MO, nos llega el descubrimiento del gen GRPR (receptor peptídico liberador de gastrina), que codifica una proteína de la membrana de un pequeño grupo de células de la médula espinal. Éstas serían las encargadas de hacer llegar al cerebro la información acerca de picor y dolor producidos en la piel.

Según la investigación de un equipo de la Washington University, publicado en el último número de Nature, los ratones de laboratorio que carecen de este receptor, se rascan mucho menos que sus congéneres ante un estímulo productor de picor. Además, ante la administración de sustancias que aumentan la síntesis de GRPR, los ratones se rascan de forma muy intensa.

El picor, o prurito, es un síntoma de multitud de enfermedades cutáneas (eccemas) y generales (fallo hepático), así como el efecto adverso de gran cantidad de medicamentos, entre los que se incluyen los citostáticos utilizados en la lucha contra el cáncer. Su control es muy difícil y, para muchos pacientes, puede suponer un estado muy invalidante.

Hasta ahora se consideraba que el picor no era más que un estímulo doloroso de menor intensidad, por lo que todos los esfuerzos se habían concentrado en estudiar las vías de transmisión del dolor. El GRPR es el primer hallazgo de un receptor relacionado específicamente con el prurito.

En los ratones con supresióndel GRPR, la sensación dolorosa se mantenía, por lo que se supone que estamos ante las primeras evidencias de que el dolor y el picor se conducen de forma separada.

Vía | AZPRENSA Más información | Washington University, Nature En Genciencia | El gen p53 potencia el bronceado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio