Compartir
Publicidad
Publicidad

Este líquido se mueve por sí mismo

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Sin la acción humana o de la gravedad, así es cómo se mueve este líquido autopropulsado cuyo primer paso han desarrollado investigadores del Centro de Ciencia e Ingeniería de Investigación de Materiales de Brandeis (MRSEC).

Con este primer paso, publicado en la revista Science, prometen que desarrollarán una clase totalmente nueva de fluidos.

Autopropulsado

Este avance se logró mediante la reproducción en el laboratorio de la compleja serie de procesos que permiten a las células a cambiar de forma y adaptarse a su entorno. Los investigadores de Brandeis extrajeron microtúbulos del cerebro de una vaca (tubos huecos cilíndricos que otorgan a las células esta propiedad de adaptación).

A continuación, agregaron otros dos tipos de moléculas que se encuentran en las células kinesina y adenosina trifosfato (ATP). Entonces, los microtúbulos alineados se dispusieron en paralelo entre sí. Una molécula de kinesina llegó entre ellos, conectándolos como una traviesa entre las vías del tren. Utilizando el ATP como fuente de combustible, la kinesina comenzó a moverse.

Estos líquidos autopropulsados pueden tener innumerables aplicaciones en el mundo real como, por ejemplo, que el petróleo podría moverse a través de una tubería sin necesidad de ser bombeado.
Imagen | Neil Tackaberry

15911979562_f2c973bc6a_o.jpg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio