Compartir
Publicidad
Publicidad

El vuelo de Lévy: cómo se transmiten actualmente las enfermedades

El vuelo de Lévy: cómo se transmiten actualmente las enfermedades
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

El matemático francés Paul Pierre Lévy estableció un patrón matemático llamado con el poético nombre de “vuelo de Lévy”. Para entender el patrón hay que imaginarse una gaviota que busca alimento.

Podemos imaginarla en la orilla del mar, cazando cangrejos, permaneciendo alli durante horas. Hasta que cambia la marea. Entonces la gaviota es posible que vuele a gran distancia en busca de nuevo alimento.

Este patrón de muchos saltos cortos que se alternan con un número pequeño de saltos largos es la forma en la que actualmente se propagan las enfermedades entre las personas.

Antes no era así. Por ejemplo, en la Europa del siglo XIV, la peste no se propagó demasiado rápido de una ciudad a otra porque la gente no solía desplazarse más allá de unos kilómetros al día, y las personas con quienes interactuaba solían vivir en los alrededores.

En aquel tiempo se ha calculado que una plaga tardaba más de 3 años en desplazarse desde el sur de Europa a los rincones más septentrionales, con una velocidad de 4 o 5 kilómetros al día, tal y como refiere el estudio de S. Scott y C. Duncan, Biology of Plagues: Evidence from Historial Populations.

Ahora contemplemos la propagación de una nueva enfermedad surgida en el año 2003, la llamada neumonía atípica o síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). Debido a que las personas han aumentado radicalmente la capacidad de viajar, y que el alcance físico de las redes sociales modernas ha incrementado la velocidad a la que se pueden propagar los patógenos, se pudo comprobar lo siguiente:

Uno de los afectados por la epidemia de SRAS transportó la infección casi 13.000 kilómetros (de China a Canadá) en un solo 24 horas. Sin duda un vuelo de Lévy de funestas consecuencias.

Más información | Un accidente en el caos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio