Libros que nos inspiran: 'Novaceno', de James Lovelock

Libros que nos inspiran: 'Novaceno', de James Lovelock
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El espíritu postrero libro de James Lovelock, a la sazón creador de la Hipótesis Gaia, puede sintetizarse en unos versos del poeta Alfred Tennyson sobre Ulises, el gran guerrero y explorador, en su vejez: "Aunque mucho hemos perdido, mucho nos queda; y aunque nos falta el vigor que antaño movía tierra y cielo, aún seguimos siendo lo que somos..."

Porque Lovelock dista de querer transmitir la idea de que todo está perdido. O más aún: que la solución vendrá de algunas posturas ecologistas románticas que quieren regresar a épocas preindustriales. Lovelock, en la que será probablemente su última hora, Novaceno, se muestra eco modernista. Ecologista ilustrado.

Hipótesis de Gaia

Según la hipótesis Gaia, la atmósfera y la parte superficial del planeta Tierra se comportan como un sistema donde la vida, su componente característico, se encarga de autorregular sus condiciones esenciales tales como la temperatura, composición química y salinidad en el caso de los océanos.

Portada Novaceno James Lovelock 202105181105

Sin embargo, eso no significa que dejar que la Tierra se autorregule sea bueno para la supervivencia humana (o para vivir confortablemente). Los decrecentistas sostienen que hay que consumir menos y regresar a un nivel de emisiones preindustrial. Sin embargo, para llegar a ello hay dos opciones: el ascetismo o crear nuevas tecnologías.

Ambas posturas, en sus extremos, quizá sean utópicas. Para Lovelock, no obstante, la solución tal vez no sea tanto el ascetismo como nuevas tecnologías que generen menos emisiones (o sea, ¿quién ha hecho más por los árboles, los ecologistas o en pendrive?).

En definitiva, un libro de un autor legendario, de casi cien años de edad, apostando más por la inteligencia artificial que por cerrar nucleares.

Surgirán nuevos seres a partir de los sistemas de inteligencia artificial existentes. Pensarán diez mil veces más deprisa que nosotros y nos verán como nosotros vemos hoy a las plantas: como criaturas que actúan y piensan con una lentitud desesperante. Pero no se tratará de la cruel y violenta toma del poder del planeta por parte de las máquinas imaginada por los escritores y cineastas de ciencia ficción. Estos seres hiperinteligentes serán tan dependientes de la salud del planeta como lo somos nosotros. Necesitarán tanto como nosotros que el sistema de refrigeración planetaria de Gaia los defienda del creciente calor del Sol. Y Gaia depende de la vida orgánica. Seremos aliados en este proyecto.

Podéis profundizar más en estas dos posturas para afrontar el problema medioambiental en el siguiente vídeo, donde se muestras la que quizá sea la única ficción audiovisual que evita la postura ascética:

Temas
Inicio