Publicidad

Libros que nos inspiran: 'Ausencia, el cáncer y yo', de Carmen Rodríguez y Sergio Castro

Libros que nos inspiran: 'Ausencia, el cáncer y yo', de Carmen Rodríguez y Sergio Castro
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El cáncer se origina cuando las células comienzan a crecer sin control. Solo el cáncer mata a 10 millones de personas el mundo. Únicamente si el tabaco desapareciera del mundo, la mortalidad total por cáncer se reduciría de un 20 %: no en vano, un cigarro alberga un total de 72 sustancias carcinógenas.

Otros cánceres son fruto del estilo de vida, o de agresiones externas. Muchas de ellas procedentes de la propia naturaleza. Incluso de radiaciones tan «naturales» como las que proyecta el propio sol. Otros cánceres, no obstante, son fruto del azar, y pueden tocar incluso a niñas como Carmen Rodríguez.

Linfoma no Hodgkin

El linfoma no Hodgkin (LNH) es un cáncer que comienza en los glóbulos blancos llamados linfocitos, que forman parte del sistema inmunitario del cuerpo, y es uno de los cánceres más comunes en la infancia. Como resultado, el linfoma puede originarse en muchas partes, incluyendo los ganglios linfáticos, la glándula timo, el bazo, el abdomen, el hígado, la médula ósea, la piel y los huesos.

Rmm5454 1 3 750x501

Para la mayoría de las personas, la causa de LNH se desconoce. Generalmente, los linfomas infantiles son más agresivos, pero altamente tratables.

En Ausencia, el cáncer y yo, Carmen Rodríguez cuenta de primera mano lo que fue lidiar con ese tipo de cáncer durante su infancia:

Esta es la historia de una niña con cáncer y de Ausencia, su madre, cuyas vidas se ven interrumpidas a mediados de los años 80 y pasan de vivir en un barrio de provincia a un barrio periférico embutidos entre dos macrohospitales madrileños.

Ausencia, el cáncer y yo: 10 (Lienzos y Matraces)

Ausencia, el cáncer y yo: 10 (Lienzos y Matraces)

Durante años, Carmen tuvo que aprender a convivir con la incertidumbre, el dolor, la muerte, los hospitales. No obstante, se enfrentó a todo ello con optimismo, si bien también en los libros halló cierto refugio. Todas esas lecturas le llenaron el zurrón de regalos: una manera particular de ver el mundo, propia de quienes han viajado mucho, así como una sensibilidad muy especial para captar la belleza incluso en las cosas más feas.

Con ecos de Planta 4ª, de Antonio Mercero, o Pulseras rojas, de Albert Espinosa, Carmen nos lleva al mundo donde convivió con el dolor y la alegría, la aceptación de la muerte y las ganas de vivir, mezclándo un tapiz de recuerdos aviñeteados como un patchwork el sabor de los yogures de coco marca Clesa, los libros de Puck y Los cinco, Naranjito, Pancho de Verano azul, El árbol de la ciencia de Baroja, Max Estrella del Callejón del Gato... todo ello siempre acompañada de Ausencia, su madre.

"La vida en el hospital no era para nada idílica, pero era la única que tenía y quería disfrutarla al máximo", empieza Carmen, y sin duda son los pilares maestros sobre los que sostendrá el resto de la narración; recordándonos que nunca se rendía, y que cada vez que bajaba al quirófano lo hacía como si "fuera a la guerra para derrocar al maligno".

Pero lo que hace especial al libro no es solo su capacidad de introducirnos en primera persona en la forma de afrontar un cáncer en una niña de la España de la década de los ochenta, sino también su lúcida capacidad para criticar a curanderos depravados y santos magufos (valga la redundancia), así como su respeto por la ciencia y el conocimiento como las más importantes herramientas para combatir, y quizá vencer algún día, al cáncer.

Rmm5420 1 Copy 1920x1281

Sobre ello hace hincapié Sergio Castro, del blog y canal Profesor10demates, quien prologa el libro para recordarnos que las matemáticas constituyen un gran aliado para hacerlo, como también para enfrentarnos a tareas cotidianas como simplemente leer el periódico con sentido crítico, tal y como nos recordó otro matemático, John Allen Paulos.

Como epílogo, y también corolario, el volumen se completa con una entrevista a Luisma Escudero, profesor titular de la Universidad de Sevilla, biólogo del desarrollo de formación y biólogo computacional por vocación, que nos muestra cómo las matemáticas están jugando un papel crucial en el avance en los tratamientos contra el cáncer.

En definitiva, pues, estamos ante un libro no solo bien escrito, inspirador y emotivo, sino también frente a un texto de divulgación científica. Un raro, precioso híbrido de storytelling alfanumérico.

El beneficio integro de los autores irá destinado a la lucha contra al cáncer infantil.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios