Libros que nos inspiran: 'Atrapados por la lengua' de Sheila Queralt

Libros que nos inspiran: 'Atrapados por la lengua' de Sheila Queralt
Sin comentarios

Sheila Queralt, además de ser una de las pocas especialistas en el mundo en análisis de anónimos, es doctora en Ciencias del Lenguaje y ejerce como perito judicial en Lingüística Forense.

Su libro Atrapados por la lengua. 50 casos resueltos por la lingüística forense es una desenfadada aproximación a su trabajo, así como todas las facetas de esta disciplina, las curiosidades, y los casos más sonados de la historia.

Miss Marple de la lengua

Sheila es como Miss Marple o Sherlock Holmes, pero sus pistas se basan exclusivamente en las características del lengua: la forma de expresarse de una persona, tanto a nivel oral como escrito, pues en ello uno puede hallar singularidades que ofrecen mucha información. Incluso hasta el punto de poder averiguar quién ha escrito un anónimo.

Estamos, pues, ante un tipo de investigación muy poco conocida y que no pocas veces se confude con otras disciplinas. Por ejemplo, un lingüista forense no analiza ni la forma de la letra (eso lo hacen los calígrafos), ni extraen rasgos de personalidad del autor a partir de su firma (eso lo hacen los grafólogos). Tampoco realiza perfiles 25'psicológicos del autor de un crimen, labor que desempeñan los perfiladores criminales.

Atrapados por la lengua: 50 casos resueltos por la Lingüística Forense (LAROUSSE - Libros Ilustrados/ Prácticos - Arte y cultura)

Atrapados por la lengua: 50 casos resueltos por la Lingüística Forense (LAROUSSE - Libros Ilustrados/ Prácticos - Arte y cultura)

Lo que hace un lingüista forense, por ejemplo, es encontrar una pista en las grabaciones de los secuestradores de Anabel Segura o del supuesto narco de Barcelona que pasó 626 días en una cárcel italiana, y otros casos que asombran por el grado de escrutinio al que debe someter cualquier sonido, cualquier detalle en el acento, cualquier particularidad a la hora de escribir, a fin de averiguar no solo la identidad del autor, sino toda una constelación de datos contextuales.

Además, el libro no está escrito de forma técnica o aburrida, sino que la autora nos acompaña página a página casi de la mano, contaminándonos de su buen humor y su entusiasmo, hasta que sentimos cómo es el día a día en su trabajo.

Para descubrir un poco más del libro y del autora, podéis hacerlo en la siguiente entrevista que tuvo la gentileza de concederme:

Temas
Inicio