Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Acabaremos comiendo arena para gatos? 'Radiografiando' sepiolitas

¿Acabaremos comiendo arena para gatos? 'Radiografiando' sepiolitas
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sepiolita es una arcilla porosa que se utiliza, por ejemplo, en la arena para gatos. Absorbe más líquido que cualquier otro mineral conocido.

Un equipo franco-español de científicos ha analizado veinte sepiolitas diferentes extraídos de las minas en todo el mundo, y su conclusión es clara: puede que en breve todos acabemos comiendo arena para gato, digo… sepiolitas.

El problema de las sepiolitas es que no hay muchas, y la mayoría vienen de España, conretamente de los alrededores de Madrid, que es el mayor exportador mundial de este material. Las extraordinarias propiedades de esta arcilla, pues, la convierten en mineral muy codiciado minerales a pesar de su escasez en la corteza de la Tierra.

Pero ese problema podría atajarse muy pronto. Un equipo de científicos de España y Francia ha obtenido por primera vez imágenes de difracción de rayos-X y con microscopía de electrones de un cristal de sepiolita, abriendo el camino así a la síntesis industrial y a la mejora de sus propiedades. Los resultados serán publicados en la edición de octubre 2011 la revista American Mineralogist.

No hay otro mineral conocido capaz de absorber más agua u otros líquidos tan eficientemente como sepiolitas. La razón son su nanoporosidad estructural: 20 gramos de este mineral tiene una superficie interna equivalente a la de una cancha de fútbol. Esta es la razón por la que la sepiolita puede absorber 2,5 veces su peso en agua.

En forma sintética, la sepiolita podría ser un producto comestible, añadiéndose a productos alimentarios y así extendiendo su fecha de caducidad.

Vía | ESFR

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos