Publicidad

Altura en hombres, peso en mujeres: factores de éxito profesional

Altura en hombres, peso en mujeres: factores de éxito profesional
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

A rebufo del Día Internacional de la Mujer, que celebró ayer 8 de marzo, volvieron a la palestra algunas de las discriminaciones por sexo tienen lugar en la sociedad. Uno de los más comentados probablemente fuera la diferencia salarial entre hombres y mujeres, si bien algunos analistas consideran que está mitificada.

También se habló de la presión a la que las mujeres están sometidas en función de los cánones de belleza vigentes. No obstante, a veces olvidamos que el ser humano tiende a la clasificación como atajo cognitivo y, en su forma más abyecta, al clasismo y la discriminación. Y ello tiene lugar, en mayor o menor medida, de todos con todos, con independencia de sexo, raza, religión o cualquier otro factor.

Peso en ellas, altura en ellos

Las mujeres están discriminadas laboralmente debido a determindos rasgos físicos. El problema menos denunciado es que los hombres también lo están debido a otros rasgos físicos diferentes. Al menos es lo que sugiere un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y que ha sido publicado en The British Medical Journal.

En el caso de las mujeres, las que tienen con sobrepeso son discriminadas a nivel salarial. En el caso de los hombres, esta discriminación tiene lugar en los hombres bajitos: si un hombre es 7,5 cm más bajo (por ninguna otra causa además de su genética), esto se atribuye a un ingreso de 1.500 libras menos por año que su homólogo más alto. De la misma forma, si una mujer pesa 6,3 kilos más (sin otra razón que su ADN), se estima que ingresa 1.500 libras menos por año que una mujer de la misma altura pero más delgada.

Los Hombres Bajos Y Las Mujeres Con Sobrepeso Tienen Menos Oportunidades Image 380

Tal y como explica Tim Frayling, profesor de Exeter y supervisor del trabajo:

La mayoría de la gente asume que una menor altura y un índice de masa corporal elevado son consecuencias de una nutrición pobre y menores oportunidades en la vida. Ahora hemos demostrado que hay un efecto en la otra dirección: que ser bajo y con sobrepeso pueden suponer menores ingresos y peor calidad de vida.

El estudio se llevó a cabo con los datos de 120.000 personas del biobanco de Reino Unido (con edades comprendidas entre 40 y 70 años) de los que se disponía de información genética. El equipo estudió 400 variantes genéticas asociadas con la altura, y 70 con el índice de masa corporal.

Eso no significa que los hombres bajitos y las mujeres con sobrepeso no puedan triunfar laboralmente, sino que estadísticamente parece que no lo hacen en la misma proporción. Tampoco queda claro si esto se relaciona con un tema de discriminación o es la baja autoestima de los sujetos lo que influye en la carrera laboral (como tampoco se sabe si las mujeres, en general, podrían ganar menos dinero porque su autoestima o su ambición son menores por su condición de mujer).

"El análisis genético que utilizamos es el mejor método posible para poner a prueba este vínculo, puesto que alterar aleatoriamente la altura y el peso de las personas para un estudio es evidentemente imposible", añade Jessica Tyrrell, autora principal del trabajo.

Es el mejor, pero no el concluyente. Así que aún queda mucho por esclarecer las verdaderas causas de las diferencias de oportunidades entre las personas, y lo más importante: si lograremos algún día acabar con ellas. Lo cual, naturalmente, no debería ser óbice ni cortapisa para continuar porfiando por la equidad. Sin brochas gordas. Avanzando cautelosos como si lo hiciéramos por un campo de minas.

Vía | Sinc

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir