Compartir
Publicidad

¿El tiempo es como una estructura cristalina que consiste en segmentos discretos que se repiten?

¿El tiempo es como una estructura cristalina que consiste en segmentos discretos que se repiten?
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tiempo siempre ha fascinado al ser humano, tanto en su intento de consignarlo como, sobre todo, en su afán por controlarlo y viajar por él. La primera obra de ciencia ficción que aborda este tema es La máquina del tiempo, del escritor británico H. G. Wells, publicada por primera vez en Londres en el año 1895. Actualmente incluso en España se emite con gran éxito una serie de viajes en el tiempo que incluso ha propiciado un nuevo turismo por Madrid.

Hasta ahora se ha considerado que el menor intervalo de tiempo posible, según las leyes de la física, es el tiempo de Planck, que es el tiempo que tarda un fotón viajando a la velocidad de la luz en atravesar una distancia igual a la longitud de Planck (10 elevado a -35 metros, es decir, un 10 corriendo la coma 35 veces, una distancia por debajo de la cual no podemos usar los métodos de física normales para medir).

En otras palabras: el tiempo de Planck es la diez septillonésima parte de un segundo. El límite implica que dos eventos cualesquiera no pueden estar separados por un intervalo temporal inferior a éste.

¿Violando a Planck?

Clock 853696 960 720

Sin embargo, un reciente estudio publicado en The European Physical Journal por los investigadores Mir Faizal, de las Universidades de Waterloo y Lethbridge en Canadá, Mohammed M. Khali, de la Universidad de Alejandría en Egipto y Saurya Das, también de la Universidad de Lethbridge, proponen que el tiempo de Planck no sea la menor unidad de tiempo y existirían otros órdenes de magnitud.

La propuesta es revolucionaria porque de existir un nuevo tiempo mínimo, podría alterar las ecuaciones básicas de la Mecánica Cuántica, lo que también supone una nueva descripción de la realidad que podría violar muchos supuestos teóricos sobre los que se sustenta el tiempo y la longitud de Plack. Según explica Faizal:

En nuestro estudio proponemos que el tiempo es discreto, e incluso hemos sugerido varias formas de demostrarlo experimentalmente.

La diferencia entre un tiempo “discreto” y no “continuo” es que en el primero significaría que estamos ante una sucesión interminable de diminutos momentos fijos en inamovibles como si se tratase de una película. Mientras que con el tiempo “continuo”, significaría que el tiempo fluye continuamente y no habría un tiempo fijo. Desde un punto de vista filosófico, el argumento de que el tiempo es discreto sugiere que nuestra percepción del tiempo no es más que una ilusión.

Basándose en sus análisis de las emisiones espontáneas del hidrógeno, los investigadores estiman que el mínimo intervalo de tiempo posible está varias órdenes de magnitud por encima del tiempo de Planck, pero no mayor a una cierta cantidad, la cual está fija por medio de experimentos anteriores. Faizal y sus colegas sugieren, además, que los cambios las ecuaciones básicas de la mecánica cuántica podrían modificar nuestro concepto mismo, que sería ahora parecido a una estructura cristalina, que consiste en segmentos discretos que se repiten de forma regular.

El Universo físico es en realidad como una película de imágenes en movimiento, en la que una serie de fotogramas fijos proyectados sucesivamente en una pantalla crean la ilusión de estar ante imágenes que se mueven. Por lo tanto, si este punto de vista se toma en serio, entonces nuestra percepción consciente de la realidad física basada en el movimiento continuo se convierte en una ilusión producida por una estructura matemática discreta subyacente.

Vía | EuropaPress

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio