Compartir
Publicidad

Estudian las partículas que forman nubes

Estudian las partículas que forman nubes
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las nubes tienen un papel estelar, crear un efecto de enfriamiento al reflejar y dispersar la luz del Sol lejos de la Tierra, llevando a la liberación (o no) de lluvia y nieve sobre la superficie terrestre.

Mientras que los efectos de las nubes se ven y se sienten, cómo se forman sigue siendo un misterio.

Un nuevo estudio examinó las partículas que atraen agua por encima de 100 % de humedad, condiciones en las que habitualmente se encuentra en una nube.

Revelando la verdadera identidad de estas pequeñas partículas será más fácil resolver algunos de los misterios de las nubes y sus efectos sobre las inundaciones y sequías.

Las partículas actúan como semillas para las gotas, lo que lleva a formar nubes. Pero no todas las partículas forman gotas.

Un equipo de investigación dirigido por el Dr. Naruki Hiranuma en PNNL fue capaz de producir por separado y analizar las gotitas de la nube. El proceso proporciona un camino para el futuro a la hora de caracterizar las partículas que forman las nubes.

En el laboratorio no se puede reproducir todos los procesos químicos y físicos de las nubes que ocurren en la atmósfera, así que es importante desarrollar instrumentos que podamos utilizar en el campo o en un avión para obtener la verdadera identidad química de las nubes

dijo Hiranuma.

cloud
El equipo utilizó un instrumento llamado Cámara de Núcleos de Condensación de Nubes (CCNC, Cloud Condensation Nuclei Chamber) para saturar las partículas y formar gotitas de nube. Seguidamente se empujó a todas las partículas del CCNC a través de un Impactador Virtual de Contracorriente (CVI, Counterflow Virtual Impactor) utilizando la inercia para separar las gotas de partículas inactivadas. Después de la separación, las gotas fueron analizadas químicamente.

El equipo utilizó un espectrómetro de masas y un análisis de partículas por láser para caracterizar químicamente el material residual.

Su procedimiento fue validado para demostrar que sólo las gotas de un tamaño determinado pasan a través del CVI para el análisis.

Bajo condiciones de sobresaturación algunas partículas toman mucha agua, otras no. Debido al factor de dilución y las restricciones de flujo de los instrumentos, el equipo tuvo que empezar con una gran cantidad de partículas para conseguir un mínimo de gotas que caracterizar.

Esta investigación es la primera en conectar un CCN, con un CVI y espectrómetros de masas para estudiar la química de las partículas que activan las gotas de la nube.

Vía | Pacific Northwest National Laboratory

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio