Compartir
Publicidad

Nuevas alarmas sobre el cambio climático

Nuevas alarmas sobre el cambio climático
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cambio climático puede convertir en refugiados a millones de personas que viven en las zonas ecuatoriales y que se volverán un día inhabitables por la escasez de agua y de alimentos. Esta es la oscura predicción que el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático se dispone a anunciar el próximo viernes y que adelanta hoy el dominical británico 'The Sunday Times'.

Según ese informe, los aumentos de las temperaturas dos y tres grados previstos para el año 2050 causarán un auténtico desastre ecológico, que no se podrá evitar, pero sí al menos limitar si se toman medidas urgentes. Hasta un 40 por ciento de las especies de plantas y animales corren peligro de extinción debido a la destrucción de los ecosistemas por la subida de las temperaturas.

Al mismo tiempo, el informe señala, según el periódico, que las 29.000 millones de toneladas de carbono que se vierten en la atmósfera cada año están aumentando la acidez de los océanos y amenazan con destruir los arrecifes coralíferos y acabar con el plancton y muchas especies comerciales.

Para mediados de siglo hasta un total de 200 millones de personas podrían convertirse en refugiados por culpa del efecto combinado del aumento del nivel de los mares, las inundaciones y las sequías. Muchos millones más se exponen a muertes prematuras por culpa de la malnutrición y las tensiones cardíacas, advierte el informe.

Cerca de un tercio de las tierras del planeta se expone a la forma más extrema de sequía para finales de siglo, lo que destruirá los cultivos, acabará con los recursos hídricos y generará migraciones masivas de un nuevo tipo de refugiados. El informe advierte también de que la selva amazónica está en peligro, ya que esa región del planeta está ya experimentando una alarmante reducción de las precipitaciones pluviales.

Habrá quien califique todas estas alarmas de exageradas, pero ya son demasiadas y todas apuntan en la misma dirección: el cambio climático es una realidad, quizá inevitable, que requiere medidas muy urgentes como las que ya se han empezado a tomar, pero que necesita la colaboración de todos. Nos jugamos demasiado como para quedarnos con los brazos cruzados.

Vía | La Vanguadia En Genciencia | Cambio Climático Más información | Sunday Times

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos