Compartir
Publicidad

Un dron permite fotografiar cómo ballenas jorobadas capturando krill con burbujas

Un dron permite fotografiar cómo ballenas jorobadas capturando krill con burbujas
1 Comentarios
Publicidad

La fotografía fue tomada a unos 200 kilómetros de la Península Antártica occidental por un dron, como parte de un proyecto dirigido por David Johnston de la Universidad de Duke en Durham.

Las ballenas se alimentan aquí todo el verano, acumulando provisiones de grasa. Necesitan hacerlo, porque luego emigran a su zona de reproducción en el Golfo de Panamá y no volverán a comer hasta que regresen a la Antártida, seis meses después. Lo que capturó el dron es algo una compleja técnica de caza.

Cazando con burbujas

Un altímetro láser instalado en el dron permite a su equipo calcular su altitud y, por lo tanto, el tamaño de las ballenas y sus redes de burbujas. En la imagen se aperecia ya la estapa final de la caza con redes de burbujas.

Vemos cómo dos ballenas, visibles justo debajo de la superficie del agua, han creado en colaboración una trampa para el krill, su principal fuente de alimentación, nadando alrededor y exhalando columnas de burbujas a través de sus orificios.

La espiral de columnas rodea a los crustáceos, creando una barrera por la que no están dispuestos a nadar. Se mueven muy juntos, y es entonces cuando las ballenas se sumergen, giran y nadan hacia el kril, con la boca abierta.

En la década de los años 60 existían sólo 1.400 ballenas jorobadas en el Pacífico Norte, su disminución se atribuyó a la pesca comercial. Actualmente, la población de estas ballenas ha crecido a más de 20.000. A nivel mundial, se estima que haya unas 60.000 mil ballenas jorobadas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio