Compartir
Publicidad

Turismo científico en la Península de Osa

Turismo científico en la Península de Osa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La imaginación de los empresarios que hacen del ocio su negocio está desbocada, especialmente cuando se trata de llenar el tiempo de vacaciones de su clientela: ecoturismo, turismo de salud, aventura, deportes, turismo cultural, etc. Por si fuera poco, está a punto de ponerse en marcha una nueva oferta turística. Así, a partir del próximo verano, la empresa "Eco Desarrollo Osa" promoverá en Costa Rica lo que se ha dado en llamar "turismo científico".

Para ello se construirá en la Península de Osa el complejo hotelero Cerro Osa que funcionará como centro de investigación, provisto de laboratorios y observatorios que permitirán realizar investigaciones de carácter científico sobre la fauna y la flora de la zona. Además, la empresa ofrecerá diez villas para turismo recreativo, restaurante, piscina, casa club y un centro de hidromasaje.

Cerro Osa ocupará seis hectáreas de una reserva privada de 256 hectáreas protegidas ambientalmente. Se trata de una de las zonas de mayor biodiversidad del planeta. Es por ello que se ha llegado al compromiso de no realizar actividades agrícolas ni industriales y de implantar criterios de sostenibilidad como utilizar madera reforestada en la construcción del hotel y obtener energía a partir de paneles solares y baterías recargables.

La Península de Osa es una de las dos penínsulas más importantes de Costa Rica, ubicada en el sur de la provincia de Puntarenas. A pesar de ser una zona relativamente pequeña, comprende un gran número de hábitats tropicales: bosques lluviosos, humedales costeros, bosques de montaña, etc. En esta región se ubica el Parque Nacional Corcovado, el área protegida más grande de Costa Rica y, según el National Geographic "el área biológicamente activa más intensa del mundo".

Con todo, cabe esperar que el complejo turístico acoja a verdaderos científicos que deseen complementar su tiempo de descanso con alguna actividad provechosa y que no se acabe convirtiendo en refugio de veraneantes ociosos con "ansias de saber". De entrada, el proyecto inspira desconfianza, ya que, a pesar de intentar adecuarse a medidas de protección, podría representar algunos riesgos para el mantenimiento de una importante reserva natural.

Vía | Caribe preferente Más información | Refugio natural de vida silvestre Osa Genciencia | EcoFira 2007 presenta Intrepid, el triciclo verde

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio