Publicidad

Se desarrolla una nueva técnica gracias a la inteligencia artificial para medir mejor si un paciente está consciente o no

Se desarrolla una nueva técnica gracias a la inteligencia artificial para medir mejor si un paciente está consciente o no
Sin comentarios

Una pequeña proporción de los pacientes recupera algo de conciencia durante los procedimientos médicos, pero un nuevo estudio de la actividad cerebral podría prevenir ese trauma potencial. También podría ayudar tanto a las personas en coma como a los científicos que tratan de definir qué partes del cerebro son clave para la mente consciente.

Gracias al aprendizaje automático, ahora se sugiere que la conciencia depende de la integración entre la corteza parietal, el cuerpo estriado y el tálamo.

Regiones cerebrales más importantes

Las medidas de integración, no solo la complejidad, detectan mejor los cambios en la conciencia. Las áreas parietales / subcorticales contribuyen más que las frontales a decodificar la conciencia. Y la integración de las áreas parietal y subcortical es un sello distintivo de los estados conscientes.

Fx1

Todo ello fue lo que hallaron los investigadores de UW-Madison al registrar actividad eléctrica en aproximadamente 1 000 neuronas que rodean cada uno de los 100 sitios en el cerebro de un par de monos en el Centro Nacional de Investigación de Primates de Wisconsin durante varios estados de conciencia: bajo anestesia inducida por drogas, sueño ligero, vigilia en reposo y despertar de la anestesia a un estado de vigilia a través de la estimulación eléctrica de un punto profundo en el cerebro.

Para seleccionar las características que mejor indican si los monos estaban conscientes o inconscientes, los investigadores utilizaron el aprendizaje automático, una técnica de inteligencia artificial, suministrando su gran conjunto de datos a un ordenador.

Le indicaron entonces qué estado de conciencia había producido cada patrón de actividad cerebral y le preguntaron qué áreas del cerebro y patrones de actividad eléctrica se correspondían más fuertemente con la conciencia. Los resultados apuntaron en sentido contrario a la corteza frontal, la parte del cerebro que generalmente se monitorea para mantener de manera segura la anestesia general en pacientes humanos y la parte más propensa a exhibir las ondas lentas de actividad consideradas típicas de la inconsciencia.

Según explica Michelle Redinbaugh, una estudiante de posgrado en el laboratorio de Saalman y coautora principal del estudio, publicado en la revista Cell Systems:

Con datos en múltiples regiones del cerebro y diferentes estados de conciencia, podríamos juntar todos estos signos tradicionalmente asociados con la conciencia, incluida la rapidez o lentitud de los ritmos del cerebro en diferentes áreas del cerebro, con métricas más computacionales que describan cuán complejo es el son las señales y cómo interactúan las señales en diferentes áreas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio