Compartir
Publicidad
Publicidad

Los colores del camaleón

Los colores del camaleón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo explicar la coloración variable de los camaleones? ¿Qué camino ha seguido la evolución para llegar hasta aquí? Hay varias hipótesis, y es un buen ejemplo de cómo funcionan los mecanismos de la evolución. En muchos sitios podemos leer que la extraordinaria capacidad del camaleón de cambiar su coloración a voluntad hace que sea un maestro del camuflaje. Y esto puede ser cierto, efectivamente: un camaleón puede ocultarse realmente bien en su entorno. Sin embargo se ha demostrado que el camuflaje no es el principal uso de este rasgo, sino la comunicación visual.

Devi Stuart-Fox y Adnan Moussalli han publicado un trabajo tras realizar un bonito experimento con 21 especies de camaleón. Si la variabilidad del color es una adaptación para el camuflaje, es de esperar que las especies con mayor capacidad de cambio de color vivan en un hábitat más variable o heterogéneo en color. Si en cambio En cambio, si la variabilidad del color es una adaptación para la comunicación visual, es de esperar que las especies con mayor capacidad de cambio de color sean las que más hacen uso de la comunicación: display sexual vistoso, protección territorial más agresiva, o en general mayor intensidad en la comunicación entre individuos. Tras estudiar el hábitat de las especies y el comportamiento de los ejemplares ante distintos estímulos, se llegó a la conclusión de que no había ninguna relación entre la heterogeneidad del hábitat y la capacidad de cambiar de color, y sí había una relación entre rasgos de comunicación (no cromática) intensos y capacidad de cambiar de color.

Sin embargo, ¿esto explica el origen del rasgo? No. El rasgo pudo haber surgido como una adaptación al camuflaje, y a posteriori, tras comprobar que era una herramienta utilizable en otro ámbito, verse más fuertemente seleccionado en especies con comunicación más intensa. Es lo mismo que ocurre con las plumas de las aves: nacieron como un mecanismo de mantenimiento de la temperatura y resultaron ser una estupenda herramienta para volar. Esta selección hacia otros usos puede haber distorsionado la adaptación original.

En reptiles, sin embargo, hay otra hipótesis al origen de la rara capacidad del camaleón de cambiar de color: la termorregulación. Al ser animales de sangre fría la coloración es importante a la hora de absorber más o menos radiación y controlar así su temperatura corporal. Muchos animales presentan, por ejemplo, determinadas partes de su cuerpo más oscuras que otras, para poder "jugar" con la posición. Algunas especies presentan los costados oscuros y expanden las costillas a modo de pequeñas alas, para presentar una especie de "placa solar" amplia y oscura que absorbe mucha radiación en poco tiempo. La posibilidad de cambiar de color, por tanto, también pudo haber sido una adaptación a la termorregulación en algún antecesor de los camaleones.

Cualquiera de estas tres posibilidades pudo haberse dado en origen, independientemente de para qué se use ahora esa capacidad. Y es que los mecanismos de la evolución no son tan simples como algunos piensan.

Vía | National Geographic News

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos