Compartir
Publicidad
Publicidad

La séptima extinción

La séptima extinción
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Raimundo Real Jiménez, profesor de zoología del departamento de biología animal de la Universidad de Málaga, se ha referido a la posibilidad de la extinción de algunas especies animales, como consecuencia de las repercusiones del cambio del clima en los ecosistemas terrestres.

Real ha señalado especies concretas, como ciertos pingüinos, el oso polar o el zorro ártico. En general, según sus palabras, el principal riesgo lo corren las especies polares. El zoólogo, sin embargo, también ha reclamado cautela, ya que según sus palabras: "algunos han predicho hasta el fin del mundo. La tierra y su clima siempre han cambiado y no siempre se han tenido que producir grandes extinciones."

El profesor ha puesto el acento en el aumento de temperatura provocado por la proliferación urbanística, como factor humano a tener en cuenta entre las múltiples variables que pueden desencadenar la extinción: "el peligro está cuando el ser humano le mete presión a los ecosistemas, poniendo trabas como las autovías, etcétera. Si el cambio climático fuera una espada, el animal podría huir pero, si además el ser humano le pone una pared, no podrá escapar".

Desafortunadamente, las palabras de este profesor malagueño no parecen decir muchas cosas nuevas. Los biólogos han admitido que estamos asistiendo a las primeras fases de la séptima extinción masiva, provocada, en estos momentos, por la intervención humana.

Diversos estudios han estimado el ritmo actual de extinción entre cien y mil veces más rápido que en el momento de la aparición del hombre. Paralelamente, la reducción del ambiente natural, como consecuencia de la actividad humana, está haciendo disminuir la aparición de especies nuevas.

Según la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), una cuarta parte de los mamíferos y más de la décima parte de las aves están en riesgo de extinción, al igual que el 20% de los reptiles, el 25% de los anfibios y el 34% de los peces. Entre los invertebrados, se encuentran en peligro 500 variedades de insectos, 400 de crustáceos y 900 de moluscos, unas cifras que en opinión de la misma UICN, probablemente se encuentren muy por debajo de la realidad.

Vía | La opinión de Málaga Más información | Grandes extinciones Más información | El peligro de una nueva extinción

Genciencia | Millones de nuevas especies de bacterias escondidas y a punto de extinguirse

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio