Compartir
Publicidad

Hitler se extingue porque se llama Hitler

Hitler se extingue porque se llama Hitler
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, Hitler se está extinguiendo. No se extingue la analogía ‘Hitler’, que se emplea hasta el hartazgo para identificar el mal puro y sin fisuras. Este concepto no se extingue, a pesar de la ley de Godwin.

Lo que se extingue es un género de escarabajos ciegos que tienen su hábitat en algunas cuevas de Eslovenia. Se extingue porque dicho escarabajo se bautizó con el nombre de Anophthalmus hitleri, y al parecer eso atrae mucho a los aficionados a los escarabajos raros, a los aficionados a Hitler y a otros elementos que anhelan el nazismo.

La idea de bautizar de este modo a uno de las 41 especies de este género de coleópteros partió del prestigioso entomólogo alemán Oskar Scheibel, que vivía en Zagreb, para halagar al recién escogido canciller Adolf Hitler. A partir de los años 1990, simpatizantes neonazis empezaron a llegar a Eslovenia en busca de este símbolo en forma de escarabajo.

Tal y como lo explica Gonzalo Ugidos en su libro Chiripas de la historia:

La fiebre por el hitleri llegó incluso a los museos de ciencias naturales. En la colección estatal de Múnich robaron en pocos días caso todos los ejemplares que tenían en sus vitrinas. Por un ejemplar se llegaron a pagar 1.200 euros. Scheibel no le hizo ningún favor a la especie bautizándola con el nombre del dictador alemán. En la actualidad el Anophthalmus hitleri se encuentra el peligro de extinción. Hubo también una mosca llamada Roechlingia hitleri. Está extinguida.

sd
Es uno de los riesgos de bautizar a especies animales con nombres de personajes célebres, como es el caso del actor Harrison Ford, que fue inspiración para dar nombre a una araña, la Calponea harrisonfordi.

Afortunadamente, todavía nos quedan muchas especies de escarabajos que no aluden al dictador que sufría flatulencias, era vegetariano (no estricto), tenía un testículo, odiaba el humo del tabaco o desarrolló la muñeca hinchable. hay 350.000 especies de escarabajo catalogadas, y 8 millones de especies aún esperando ser bautizadas: se descubre una nueva especie de escarabajo cada hora. Hay tantos escarabajos que se puede afirmar que 1 de cada 5 especies de animales y plantas de la Tierra son escarabajos.

Una suerte, porque de ellos podemos aprender muchas cosas, sobre todo a la hora de desarrollar nuestra propia tecnología, tal y como lo explica John Lloyd en El pequeño gran libro de la ignorancia (animal):

Los escarabajos bombarderos, que disparan un aerosol químico desde el ano a 300 pulsos por segundo, podrían ayudarnos a reiniciar motores de aviones parados en pleno vuelo. Los escarabajos tenebrioides del desierto de Namibia, capaces de canalizar el rocío de la mañana hasta sus bocas utilizando las protuberancias y los huesos microscópicos de sus cuerpos, se están utilizando en el desarrollo de nuevas tecnologías para la cosecha de niebla. El escarabajo Melanophila acuminata podría guardar el secreto de un sistema de detección precoz de incendios forestales. Posee un sensor infrarrojo bajo una de las patas que es capaz de detectar un fuego a más de 80 kilómetros de distancia. ¿Por qué? Para poder volar hacia la llama. Sabe que los troncos que arden lentamente ofrecen una oportunidad única de aparearse sin descanso y poner huevos sin la amenaza de depredadores.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio