Compartir
Publicidad

El olor permite la comunicación entre especies

El olor permite la comunicación entre especies
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

La comunicación entre especies es algo común en la naturaleza, pero un estudio publicado en Frontiers in Ecology and Evolution presenta el primer caso conocido en el que cuatro especies, utilizan un solo olor para comunicarse.

Se trata de cuatro especies de diferentes niveles de la cadena alimentaria, los arboles de cítricos, el pulgón saltador Diaphorina citri, la bacteria Canditatus Liberibacter asiaticus y la avispa Tamarixia radiata. Estas cuatro especies no solo utilizan el olor para comunicarse entre sí, si no que lo explotan despiadadamente como arma en beneficio propio.

Los insectos como el pulgón saltador Diaphorina citri se alimentan de las plantas atraídos por los olores liberados por el tejido vegetal dañado. El pulgón saltador Diaphorina citri es especialmente sensible al olor del salicilato de metilo, que como si de una valla publicitaria se tratase, le informa de la presencia de hojas dañas en los arboles de cítricos. Para los jóvenes piojos del pulgón, la savia de estos árboles es su único alimento.

La bacteria Canditatus Liberibacter asiaticus, es un poco más lista e infecta a los árboles de cítricos obligando al árbol a que libere el salicilato de metilo. De este modo, por medio de publicidad engañosa, el pulgón saltador es atraído por la bacteria hacia los arboles de cítricos. La bacteria ha logrado engañar al piojo que al no encontrar comida suficiente en el árbol infectado se ve obligado a buscar otro árbol. Pero el piojo no abandona el árbol solo si no que se lleva a la bacteria enganchada a su cuerpo. Con este truco la bacteria timadora puede infectar otros árboles de cítricos.

La cuarta en discordia es la avispa Tamarixia radiata que según demuestran los experimentos llevados a cabo en la Universidad de Florida, son fuertemente atraídas por el olor de las plantas de cítricos infectadas con bacterias. El experimento reveló que las avispas eran más propensas a encontrar y atacar jóvenes pulgones en las plantas infectadas con la bacteria.

Vía | europapress

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos