Publicidad

Los chimpancés parecen recordar mejor las cosas que los seres humanos, al menos a corto plazo

Los chimpancés parecen recordar mejor las cosas que los seres humanos, al menos a corto plazo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La inteligencia tiene muchas facetas y puede medirse en función del grado de creatividad, o incluso de la capacidad de recordar cosas. Es decir, que los seres humanos somos muy inteligentes en algunas tareas mentales, pero no tanto en otras. Los chimpancés, por ejemplo, parecen ser más competentes que nosotros a la hora de recordar cosas a corto plazo.

Como se ha demostrado por parte de investigadores de la Universidad de Harvard, esta mayor capacidad de recordar cosas es una habilidad que muchos niños humanos tienen pero que se pierde con el tiempo en aras de obtener mayor eficacia en otras tareas mentales.

Memoria fotográfica o eidética

Los chimpancés poseen estrategias de caza sofisticadas que requieren cooperación. Son conscientes de su estatus social y son manipuladores, capaces de engañar. Pueden aprender a usar símbolos y pueden entender aspectos del lenguaje humano, incluso algunas relaciones sintácticas y conceptos de números y numeración. Son capaces de planear espontáneamente el futuro cercano. También tienen una memoria fotográfica extraordinaria, como se demostró en el citado estudio.

En el estudio se evaluó a tres chimpancés hembras adultas, a sus tres hijos de 5 años y a estudiantes voluntarios universitarios en su capacidad de memorizar los números del 1 al 9 que aparecían en ubicaciones aleatorias en un monitor con pantalla táctil.

A los chimpancés se les había enseñado previamente el orden ascendente de los números. Usando una habilidad similar a la memoria fotográfica, los chimpancés jóvenes pudieron memorizar la ubicación de los números con mayor precisión que los humanos que realizan la misma tarea.

Durante la prueba, los números aparecieron en la pantalla durante 650, 430 o 210 milisegundos, y luego fueron reemplazados por cuadrados blancos en blanco.

Mientras que los chimpancés adultos pudieron recordar la ubicación de los números en el orden correcto con la misma o peor habilidad que los humanos, los tres chimpancés adolescentes superaron a los humanos.

Los jóvenes recordaron fácilmente las ubicaciones, incluso en la menor duración, lo que no deja suficiente tiempo para que el ojo se mueva y escanee la pantalla. Esto sugiere que usan un tipo de memoria eidética o fotográfica.

En casos raros, los niños humanos tienen una especie de memoria fotográfica como la que muestran los chimpancés jóvenes, pero desaparece con la edad, tal y como señala Tetsuro Matsuzawa, del instituto de investigación de primates de la Universidad de Kyoto, Japón, que dirigió el estudio.

Matsuzawa sugiere que los humanos primitivos perdieron la habilidad cuando adquirimos otras habilidades relacionadas con la memoria, como la representación y la organización jerárquica:

En el curso de la evolución, los humanos lo perdimos, pero adquirimos una nueva habilidad de simbolización, en otras palabras, el lenguaje. Tuvimos que perder alguna función para obtener una nueva función.

El hallazgo, sin duda, desafía las suposiciones humanas sobre nuestra singularidad y debería hacernos pensar más en nosotros mismos en relación con otros animales.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios