Publicidad

Visión clara de rocas formadas por agua corriente en un acantilado de Marte

Visión clara de rocas formadas por agua corriente en un acantilado de Marte
1 comentario

El Marte moderno es helado y polvoriento y es poco probable que tenga mucha agua líquida en la superficie, si es que tiene alguna. Pero hace miles de millones de años, Marte era más cálido y podría haber tenido suficiente agua líquida para mantener la vida.

Los investigadores han pasado décadas buscando evidencia de agua antigua en Marte. A medida que la tecnología ha progresado, más evidencia ha salido a la luz a propósito de ríos, lagos e incluso océanos que alguna vez fueron abundantes en el planeta rojo.

Agua antigua

Un satélite de alta resolución ha capturado imágenes detalladas de un acantilado marciano rocoso que revela que fue formado por ríos hace más de 3.700 millones de años. Eso es más o menos al mismo tiempo que la vida empazaba a desarrollarse en la Tierra.

Es la primera vez que los científicos han podido examinar este tipo de rocas de cerca.

Según el coautor del estudio Joel Davis, investigador postdoctoral en el Natural History Museum, es la primera vez que los científicos han podido examinar este tipo de rocas de cerca:

Nunca hemos visto un afloramiento con esta cantidad de detalles que definitivamente podemos decir que es tan antiguo. Esta es una pieza más del rompecabezas en la búsqueda de la vida antigua en Marte, que proporciona una visión novedosa de cómo mucha agua ocupaba estos paisajes antiguos.

Se puede ver una pila de rocas en capas de 200 metros de espesor dentro de las paredes del acantilado, que se muestran con suficiente detalle para que Joel y sus colegas puedan estar seguros de que son rocas sedimentarias, formadas por el agua corriente. Los ríos habrían cambiado continuamente sus barrancos, creando bancos de arena. Las imágenes también muestran que los procesos del río que formaron estas rocas ocurrieron durante un período de tiempo muy largo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios