Compartir
Publicidad
Publicidad

Se descubre un nuevo tipo de galaxias 'rojas'

Se descubre un nuevo tipo de galaxias 'rojas'
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En los lejanos confines del Universo, a casi 13 mil millones años luz de la Tierra, unas extrañas galaxias yacen escondidas. Envueltas en polvo y atenuados por la enorme distancia, ni siquiera el Telescopio Espacial Hubble es capaz de reconocerlas.

Fue gracias al NASA’s Spitzer Space Telescope —un observatorio espacial infrarrojo, que mantienen una órbita heliocéntrica que lo aleja de nuestro planeta unos 15 millones de kilómetros cada año— que pudimos descubrir no una, sino cuatro galaxias rojas. No obstante, aunque los astrónomos son capaces de describir los miembros de esta nueva “especie”, son incapaces de explicar su naturaleza rojiza.


“Hemos tenido que ir a los extremos para obtener modelos que coincidan con nuestras observaciones”, afirmó Jiasheng Huang del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA). Huang es el autor principal del artículo que anuncia el hallazgo y que ha sido publicado en la revista Astrophysical Journal.

Spitzer tuvo éxito donde fracasó Hubble porque el primero es sensible a la luz infrarroja —luz que está más allá de la parte visible del espectro electromagnético—.

Las galaxias pueden verse rojas por diferentes razones: pueden ser muy polvorientas, pueden contener muchas viejas estrellas rojas o pueden ser muy distantes. En este último caso, la expansión del universo extiende su longitud de onda y por lo tanto, los colores rojos —un proceso conocido como redshifting—. Todas estas posibilidades parecen poder aplicarse a las galaxias recién descubiertas.

Las cuatro galaxias descubiertas se agrupan cerca unas de otras y parecen estar físicamente asociadas, descartando una alineación fruto del azar. Debido a la gran distancia a la que se encuentran, lo que observamos es su aspecto mil millones de años tras el Big Bang, momento en el que se formaron las primeras galaxias.

“El telescopio Hubble nos ha mostrado algunas de las primeras protogalaxies que se formaron, pero nada parecido a esto. En cierto sentido, estas galaxías constituyen el eslabón perdido en la evolución de las galaxias”, afirmó el coautor de la investigación, Giovanni Fazio del CfA.

Vía | Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio