Compartir
Publicidad
Publicidad

Detectan fragmentos de una luna de Saturno en uno de sus anillos

Detectan fragmentos de una luna de Saturno en uno de sus anillos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los anillos de Saturno se componen de multitud de fragmentos de hielo y roca, de diversos tamaños, pero de los que hasta ahora se desconoce su origen. Sin embargo, los últimos resultados de la sonda Cassini confirmarían que estos fragmentos proceden de grandes lunas que tras ser destruidas, sus restos permanecieron orbitando alrededor de Saturno.

Según recoge la revista Nature, el más exterior de los siete anillos de Saturno estaría formado por restos de un antiguo satélite del planeta. Esta afirmación se basa en los agujeros en la estructura del anillo que ha detectado la sonda Cassini. Estas irregularidades tienen forma de hélice y según los científicos corresponden a la estela de los fragmentos de una luna destruida, a su paso por la órbita de Saturno. Estas rocas tendrían un diámetro de unos 100 metros.

Uno de los autores del estudio, el astrónomo Miodrag Sremcevic, considera que probablemente existía una luna, de unos 32 kilómetros de diámetro o incluso mayor, orbitando en esa zona. Se trataría de un astro de características similares al satélite Pan, actualmente el más interior de los satélites de Saturno.

Esa luna pudo ser golpeada por un gran meteorito o cometa que la partió en pedazos, hace unos 100 millones de años, mucho después de la formación de Saturno, que tuvo lugar hace 5.000 millones de años.

Esta teoría confronta con la que sostiene que los anillos se formaron al mismo tiempo que Saturno y proceden del mismo material que formó al planeta.

Vía | El Mundo En Genciencia | Saturno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio