¿Cómo empieza paso a paso una moda o tendencia social? (II)

Síguenos

Las modas se caracterizan por ser efímeras, y en algunas ocasiones son cíclicas, aparecen una y otra vez como el Guadiana. Algunas de las modas más sonadas de la historia son:

-El Hula-Hoop. Nació en marzo de 1958 y murió en junio de 1959. Aunque luego haya renacido cual Ave Fénix en distintas épocas, aunque nunca con tanta virulencia. Rusia y China lo prohibieron por ser un símbolo capitalista. Pero, todo y así, se vendieron más de 50 millones de unidades al precio de 1,98 dólares. La gente llegó a sufrir dislocaciones de cadera, torcimientos de cuello y hernia discal por su culpa, pero eso no importaba.

-El minigolf. Nació en 1927 y murió en 1931. Eran pequeños campos de golf con 18 hoyos muy cortos y complicados con molinos, cascadas y diminutas trampas de arena. En su punto culmen, en Estados Unidos había más de 40.000 instalaciones que, incluso, llegaron a amenazar la supremacía del cine: hasta los estudios de cine prohibieron a sus actores que se les viera jugando al minigolf.

-Los Shorts. Nacieron en 1971. Estaban confeccionados de satén o terciopelo, y nacieron como reacción a los intentos de los diseñadores por introducir la falda a media rodilla. Las mujeres los usaban para ir a trabajar, e incluso se permitió su uso en el certamen de Miss América.

-Mascotas virtuales. Otoño de 1994 hasta primavera de 1996. ¿Quién se acuerda del omnipresente Tamagotchi? Se cree que su éxito radica en el amor de los japoneses por los animales y al problema de exceso de población y las largas jornadas laborales a gran distancia, que imposibilita el tenerlos en casa (por eso, incluso, en Japón no es nada raro que los fines de semana uno alquile una mascota para pasearla).

-Cubo de Rubik. 1980 hasta 1981. Creo que podemos afirmar que todos nosotros hemos tenido al menos uno de estos cubos de colores que se podían rotar para formar diferentes combinaciones. Y que, por supuesto, generó su propia caterva de expertos capaces de completar el juego en pocos segundos.

-Tatuajes. Nació en 1691. Al parecer la importaron los exploradores europeos de los Mares del sur. Personajes importantes empezaron a automutilarse de esta forma, como la madre de Winston Churchill, que llevaba una serpiente tatuada en la muñeca. Luego la moda de los tatuajes renació en la Segunda Guerra Mundial, sobre todo entre los marineros. Y más tarde, renació entre el movimiento hippie. Y de nuevo a finales de los 1980.

-Hush Puppies. Nació a finales de 1994 y comienzos de 1995. Un anodino calzado de ante afelpado y suela de crepé, que hasta entonces había pasado desapercibido para el consumidor, empezó a venderse de una manera desaforada en Estados Unidos sin que la marca hiciera ninguna campaña especial.

Y así podríamos seguir hasta el infinito. Pero ¿quién forja las modas y las propaga? Dejando aparte las grandes y costosas campañas publicitarias (y que no siempre surten efecto), lo cierto es que los responsables de las modas son personas de la calle, y normalmente lo son sin saberlo.

Las tres clases de personas más involucradas en el nacimiento o propagación de una moda o tendencia social son los mavens, los vendedores y los conectores. No, no son especies alienígenas de Star Trek o de Babylon 5. Son una clase de persona que no abunda pero que seguramente todos nosotros hemos conocido en alguna ocasión.

En la próxima entrega de este artículo explicaremos qué son cada una de estas clases sociales que trabajan en la sombra moldeando la sociedad, haciendo florecer modas, provocando que hayan altibajos en la tasa de criminalidad de un barrio, influyendo en el consumo de tabaco entre adolescentes o en repuntes del Sida, o causando que un libro que nadie lee de repente se convierta en un Best Seller. Como si ellos gestionaran las ideas, los mensajes y las conductas que saltan de mente a mente como virus.

Vía | The tipping point de Malcom Gladwell

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios