Sigue a

electro

Un gen insertado en las células del corazón transforma a éstas en raras “células marcapasos“ que regulan el ritmo cardíaco, de acuerdo con experimentos realizados con roedores de laboratorio.

La investigación es un paso hacia la meta de una solución biológica para las palpitaciones cardíacas irregulares, que en la actualidad son abordadas por fármacos o marcapasos electrónicos.

El corazón tiene unas 10 mil millones de células pero menos de 10 mil de ellas son “células marcapasos”, éstas son las que generan actividad eléctrica que se propaga a otras células cardíacas, lo que hace a este órgano funcionar rítmicamente y bombear sangre.

El trabajo, publicado en la revista Nature Biotechology, utiliza un virus para administrar un gen humano llamado Tbx18, cuya función normal es de convencer a las células inmaduras a convertirse en células marcapasos.

Las células ordinarias infectadas por este troyano inofensivo fueron reprogramadas por Tbx 18, convirtiéndose en estas importantes células especializadas.

Las células generan nuevos impulsos eléctricos espontáneamente, siendo indistinguibles por las células nativas

Dice Hee Cheol Cho del Instituto del Corazón Cedars-Sinai en Los Angeles, California.

Esta prometedora técnica se basa en décadas de investigación sobre marcapasos biológicos. Por lo tanto, hasta ahora sólo ha sido probado en roedores (conejillos y ratas).

Esperamos que esto funcione en humanos. Serían necesarios dos o tres años hasta el primer ensayo clínico, el primer objetivo son los pacientes con marcapasos

Conluye Cho.

Vía | ABC Science

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios