Síguenos

Ligre

Hace unos años, un circo recorrió la geografía española promocionando el terrorífico ligre como uno de sus grandes atractivos. Según la publicidad, el tamaño y aspecto de este felino híbrido de león y tigresa eran sobrecogedores. Pero, ¿qué es exactamente lo que pasa al cruzar leones y tigres?

En primer lugar, hay que señalar que la existencia de estos híbridos siempre ha sido motivada por la intervención humana. Los tigres y los leones viven en hábitats distintos y sus hábitos de vida son también diferentes, así pues sería harto improbable que se diese un apareamiento natural entre ambos. El segundo dato reseñable es que el sexo de los progenitores influye en el resultado obtenido, como veremos a continuación.

Ligres

Un ligre es un cruce de un león macho y una tigresa. Los ligres tienen un aspecto fiero, como un gran león con rayas de tigre difuminadas. Pero su característica más destacada es su imponente tamaño. Pueden llegar a medir casi cuatro metros y pesar 400 kilos, lo que les convierte en los felinos más grandes sobre la faz del planeta.

Un ligre supera en tamaño claramente tanto a un tigre como a un león. ¿A qué se debe este fenómeno? según los expertos, tanto tigres como leones tienen genes inhibidores de crecimiento, con la peculiaridad de que estos se transmiten por vía paterna en caso de los primeros y materna en caso de los últimos.

Ligre

Así pues, el animal resultante no hereda inhibidores de crecimiento de ninguno de sus progenitores. Esto tiene varias consecuencias relevantes: la primera es el tamaño, como ya hemos comentado. La segunda es el riesgo para la madre durante el embarazo (de hecho muchos embarazos de ligres en cautividad han finalizado con la tigresa sometida a una cesárea). La tercera es el sufrimiento de importantes problemas y malformaciones asociadas al crecimiento, que hacen que los ligres tengan una esperanza de vida limitada.

La ausencia de inhibidores de crecimiento hace que el cuerpo propiamente dicho del animal se desarrolle más que sus extremidades. Esto dota al ligre de un aspecto aún más contundente, pero también significa que los ligres de edad avanzada tienen muchos problemas por el esfuerzo que hacen sus patas al soportar tanto peso.

Al igual que otros animales híbridos, se creía que los ligres eran estériles. Esto es cierto para los machos, pero se han documentado casos de ligresas embarazadas. Si el padre es un tigre, al resultante se le llama tiligre, en caso de ser un león obtenemos un leligre. Los ligres heredan de los tigres su amor por el agua, y de los leones su comportamiento sociable y tranquilo.

Tigones

El tigón es hijo de un tigre macho y una leona. Estos animales heredan genes inhibidores de crecimiento de ambos progenitores, por tanto su tamaño es limitado. Esto no quiere decir que sufran ningún tipo de ‘enanismo’, pueden llegar a pesar hasta 180 kilos, una cifra bastante habitual para un tigre común.

Tigón

Los tigones tienen una figura estilizada, con las extremidades más desarrolladas que el resto de su cuerpo. Nada que ver, por tanto, con la imponente fisionomía de los ligres. En su pelaje se observan características tanto de tigres como de leones, pero sin exhibir nunca espectaculares melenas.

Aunque los tigones macho son estériles, se han documentado casos de tigonas con descendencia. Si el padre es tigre, se obtiene un titigón, y si es un león, se obtiene un letigón. Como los letigones no heredan inhibidores de crecimiento por vía paterna, pueden alcanzar un tamaño imponente (aunque lejos de la talla de un ligre).

Los tigones son bastante menos habituales que los ligres. A priori no hay pruebas contundentes de que los leones macho sean menos proclives a aparearse con leonas que al revés. La explicación más plausible es que interesa inducir la ‘producción’ de ligres para su exhibición en circos y zoológicos, pero no así en el caso de los menos ‘espectaculares’ tigones.

Otros híbridos felinos

Se han documentado otros casos de cruces entre grandes felinos, como por ejemplo los leopones (padre leopardo, madre leona) cuya espectacular imagen incluye una cabeza melenuda como la de los leones y un cuerpo ágil de leopardo. Hay otras mezclas que incluyen también pumas y jaguares. De algunos, como el tiguar (tigre y jaguaresa) o el tigardo (tigre y leoparda), sólo se ha documentado un ejemplar en toda la Historia.

Imágenes | jmwests, jtillery
Más información | Hibridación de grandes felinos
En Genciencia | Churras y merinas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios