Compartir
Publicidad

Un nuevo biocarburante a base de zumo de sandía

Un nuevo biocarburante a base de zumo de sandía
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

Según un nuevo estudio del Gobierno de los Estados Unidos el zumo de las sandías desechadas podría ser una nueva fuente de biocombustible, ya que de los fluidos azucarados se puede sacar etanol.

Muchos de vosotros ya sabéis lo poco me gusta que saquen para mover coches del mismo sitio de donde se saca alimento. Más que nada porque hay mucho hambre en el mundo como para andar alimentando a vehículos en vez de a personas.

Pero esto, en principio, parece otra historia diferente: aprovechamiento de recursos.

En las grandes explotaciones, ya no solo de EEUU sino de todo el mundo, hay pérdidas porque el producto no sale a gusto del consumidor, es decir, aparencia perfecta, recordad que el consumidor compra con los ojos.

Aproximadamente un quinto de las sandías que se cultivan al año tienen formas raras o marcas que las convierten en poco atractivas para el consumidor

Dice el coautor del estudio Wayne Fish, químico del Servicio de Investigación Agrícola de Lane (Oklahoma).

Después de que los investigadores prepararan varios lotes experimentales del combustible en el laboratorio, optimizaron el proceso para producir unos 87 litros de etanol a partir del valor de un acre de fruta sin utilizar.

Las granjas de entre 121 a 405 hectáreas podrían conservar ellas mismas el etanol y utilizarlo para su propia producción

Afirma Fish.

Por esta razón si los agricultores pueden aprovechar lo que, en principio, son pérdidas y recuperarlas en forma de combustible para su maquinaria, me parece estupendo.

Las granjas más grandes podrían incluso producir etanol suficiente para la venta. El proceso no es muy diferente a fabricar cerveza casera, aunque para producirla a mayor escala sería necesario unos retoques en el laboratorio.

La Agricultura es la base de la economía de un país y, en muchos casos, los agricultores tienen más gastos que beneficios, si pueden rentabilizar de esta manera los desechos, no seré yo el que se oponga.

Vía | National Geographic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad