Compartir
Publicidad

Más de una docena de cosas que creías imposibles hace diez años (gracias a internet) 4/9

Más de una docena de cosas que creías imposibles hace diez años (gracias a internet) 4/9
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos enumerando un puñado de cosas que parecerían utopías o historias de ciencia ficción en exceso optimistas hace apenas una década, que iniciamos en la anterior entrega de esta serie de artículos. Todo gracias a las transformaciones que produce internet, tanto a nivel tecnológico, como sociológico y hasta psicológico.

Sigamos.

7. Crowdsourcing

El crowdsourcing se define como el hecho de externalizar tareas que normalmente son llevadas a cabo por individuos concretos a un grupo de personas o comunidad (multitud) a través de una convocatoria abierta.

Clay Shirky, investigador en topología de redes tecnológicas y sociales, profesor adjunto del Programa de Telecomunicaciones Interactivas de la Escuela de Posgrado de la Universidad de Nueva York, y autor de Excedente cognitivo: creatividad y generosidad en la era conectada, lo tiene claro: esta clase de organización permite que la suma de inteligencias genere una inteligencia emergente más flexible, eficiente y, en suma, brillante, que las inteligencias individuales en las que ahora depositábamos nuestra confianza.

Tal y como abunda en ello el psicólogo Dan Ariely en su libro Las trampas del deseo:

Merkaat ha democratizado la emisión de vídeo en streaming en cualquier momento y en cualquier sitio, como si dispusiéramos de nuestra propia productora de televisión. Tripadvisor y Foursquare ha democratizado la crítica gastronómica, hotelera y de cualquier otro servicio. Lo que caracteriza a todos estos servicios es que nos los enriquece ningún experto, ni profesional, ni persona que cobra dinero por sus servicios. Los servicios se enriquecen y ofrecen más información que nunca antes en la historia debido a la colaboración entre pares, entre semejantes.

8. Ushahidi

Usahhidi

Ushahidi (“testigo” en swahili) es una ONG que se aprovecha de la enorme penetración de los teléfonos móviles, el smartphone y el WiFi en los países en vías de desarrollo para que ellos mismos prosperen.

Como refiere Jeff Jarvis en su libro El fin de los medios de comunicación de masas, estas herramientas “exigen que el público recabe y comparta sus propios datos”.

9. AirSage

Los servicios de información sobre el tráfico han sido superados por la colaboración inconsciente de los propios conductores, que comparten datos de su posición y velocidad en todas las vías. Todo en tiempo real. Es lo que, por ejemplo, hace Waze.

También lo hace AirSage, que procesa diariamente 15.000 millones de registros de geolocalización de los desplazamientos de millones de usuarios de telefonía móvil, elaborando así informes en tiempo real sobre el tráfico de más de cien ciudades de Estados Unidos. Ello no solo puede acabar para siempre con los atascos, sino ahorrar miles de millones a las empresas de mensajería.

10. Wikileaks

Los cables de Wikileaks no hubieran tenido la misma repercusión si no existieran las omnímodas redes de internet. Con todo, el fundador de Wikileaks, Julian Assange, advirtió que también necesitaba de los medios informativos tradicionales, como The New York Times y The Guardian, para añadir valor a aquella maraña de datos a través de la edición, redacción, explicación, cobertura adicional, distribución y publicidad.

En la siguiente entrada de esta serie de artículos seguiremos enumerando más de una docena de cosas que que creías imposibles hace diez años (gracias a internet).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio