Compartir
Publicidad

Una nave espacial individual y ultraligera

Una nave espacial individual y ultraligera
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un antiguo diseño de General Electric y nuevos materiales puede abrir una nueva vía de acceso barato al espacio. Tal y como el invento de Jacques Cousteau permitió sustituir a buzos y submarinos por el buceo con botellas, la empresa norteamericana Micro-Space espera pasar de las actuales naves espaciales a un diseño más sencillo y eficaz.

El proyecto MOOSE (Man Out Of Space, Easiest) tenía por objeto diseñar un escudo individual que permitiese el regreso a tierra de un astronauta en caso de emergencia. Fue el mejor de muchos proyectos que no terminaron de desarrollarse. El astronauta, dentro de su traje, se enganchaba a un paracaídas y se protegía por un escudo de espuma de poliuretano. Con la ayuda de un pequeño cohete salía de orbita e iniciaba la reentrada. Una vez frenado podía utilizar el paracaídas para lograr un descenso suave. MMU unidad de maniobraSe hicieron experimentos en túneles de viento, se ensayó la resistencia al calor y se calculó la temperatura que soportaría el astronauta. Todo indicaba que era posible pero se considero demasiado arriesgado. Otro proyecto prometedor fue aparcado y olvidado. Hasta ahora. Porque Micro-Space planea utilizar un sistema similar dentro de su proyecto de turismo espacial económico.

¿Qué les falta? Evidentemente la forma de llegar a órbita. Para ello han propuesto lanzar a los pasajeros al espacio como si fuese carga. Embutidos en un traje espacial y ocupando el espacio de un satélite. De hecho, un humano puede soportar aceleraciones y vibraciones mucho mejor que un satélite. Otra cosa es que sea cómodo. Una vez en orbita, un sistema de propulsión basado en la mochila autopropulsada (MMU) y guiado por G.P.S. los llevaría a las cercanías de una estación espacial.

¿Factible? Parece que si. ¿Arriesgado? Sin duda, y mucho. Pero si consiguen desarrollar la tecnología seguramente habrá quien lo utilice. Tal vez lo vean como el equivalente espacial a un parapente a motor. La gran mayoría preferimos volar en aviones convencionales pero siempre hay quien quiere ir más allá.

Vía | Spacereview Más información | Encyclopaedia Astronautica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio