Compartir
Publicidad

Slingshot: la obesión de un hombre para hacer llegar agua potable a toda la humanidad

2 Comentarios
Publicidad

Si tenéis la oportunidad de ver un documental, tenéis que ver Slingshot (actualmente está disponible subtitulado en Netflix, y encabezando esta entrada tenéis el tráiler). Slingshot habla de la vida cotidiana de Dean Kamen, el inventor del Segway. Y del aparato de diálisis transportable. Y su última obsesión es hacer llegar agua potable a millones de personas. La forma en que probablemente lo conseguirá es ciertamente irónica, pero tenéis que esperar hasta el final del documental para descubrirlo.

Slingshot puede traducirse como tirachinas, o como honda. La honda que usó David para enfrentarse a Goliat y ganarle, a pesar de que Goliat era mucho más fuerte. Y ese es el mensaje del documental: la tecnología nos hace fuertes, nos hace mejores, mola.

Dean Kamen, multimillonario, filántropo, físico autodidacta y empresario con más de cuatrocientas cuarenta patentes en su haber. Por el momento, Slingshot proporciona agua destilada para asegurar tratamientos de diálisis. La versión actual de Slingshot, del tamaño de una nevera de hotel, es capaz de purificar mil litros de agua al día usando la misma cantidad de energía que necesita una secadora.

Hemos de pensar que el agua es un bien tan escaso que solo el 0,5 % de toda el agua de la Tierra es potable: el otro 97,5 % es demasiado salada, y el resto, un 2 %, está atrapada como hielo polar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio