Compartir
Publicidad

Skolkovo: la ciudad digital rusa

Skolkovo: la ciudad digital rusa
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Skolkovo puede traducirse del ruso como smart city, una ciudad inteligente, y solo se encuentra a treinta kilómetros de Moscú. El director general de este parque tecnológico es Sergey Kurilov, un nuevo rico. El proyecto partió del presidente Putin y de su primer ministro Medvedev, con el propósito de crear de la nada una ciudad digital o inteligente.

El ganador del Premio Nobel 2000 de Física Zhores Alferov es nombrado Director científico del proyecto. Aquí solo se podrá circular en coche eléctrico, bicicleta o tren, porque Skolkovo también será ecofriendly.

De momento, aquí casi no hay nada, salvo unos pocos edificios en construcción. Un campo inmenso con arbustos helechos, arbustos y liquen. Pero los obreros trabajan duro para levantar lo que prometen que será una ciudad para la innovación, accesible fácilmente desde los tres aeropuertos de la capital rusa.

Un marco de convivencia en el que, como sucede con Silicon Valley o en el MIT, convergan las startups, la investigación, los inversores y las universidades. Para el 2015, se espera que hayan 2.000 estudiantes de máster y de doctorado en la SkTech, la universidad del campus de Skolkovo.

Skolkovo 2092035b
En el desarrollo de esta Ciudad Innovadora están participando Cisco, Panasonic, Ernst & Young y la Academia Rusa de Ciencias, como entidades contratistas, y colaboran con otros socios y organismos aportando sus tecnologías o desarrollando otras específicas.

En el futuro, Skolkovo aspira a ser un nuevo barrio de Moscú. El más moderno e hiperconectado de Rusia. No es una idea tan utópica teniendo en cuenta que la biografía de Steve Jobs, en Rusia, ha sido un bestseller, y se ha convertido en un modelo para la gente joven. Sergey Brin, confundador de Google, que nació en Rusia, es considerado una deidad.

5246 01 Skolkovo Porter
Rusia aspira ahora a que sus mentes más brillantes en ciencia y tecnología no continúen fugándose hacia Estados Unidos o Europa. Como sucedió precisamente con Sergey Brin. La administración ha destinado 3.000 millones a levantar toda la infraestructura, según publica «The Wall Street Journal».

Además, proporcionará incentivos fiscales, el acceso fácil a los nuevos clientes y los mecanismos para la financiación y venta de nuevas ideas. Skolkovo se inaugurará en 2016, pero el primer tercio del proyecto ya debería estar terminado, el segundo en 2017, y el tercero en 2030.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio