Compartir
Publicidad

Singularity University y las predicciones (quizá demasiado optimistas) de Kurzweil

Singularity University y las predicciones (quizá demasiado optimistas) de Kurzweil
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Patrocinada por Google, Cisco y Autodesk, entre otras empresas tecnológicas, y ubicada en Silicon Valley, la Singularity University ofrece programas de estudios sin validez oficial dirigidos a la investigación de las distintas ramas de la tecnología exponencial.

Parte de su existecia y éxito se debe al fulgurante ascenso de Ray Kurzweil como futurista.

Futurología

A mediados del siglo XX, cuando apenas era un niño, Kurzweil escuchaba con devoción los relatos de su abuelo a propósito de la extraordinaria inventiva Leonardo da Vinci. A raíz de ello, Kurzweil supo que quería ser un Leonardo da Vinci contemporáneo. Desde entonces, Kurzweil ha obtenido 39 patentes, entre las que encontramos la primera máquina de leer para invidentes o el primer sintetizador de texto a voz.

Experto en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, cofundador de la Singularity University, patrocinada por Google y orientada a formar a alumnos acerca de las nuevas disciplinas científicas, como la impresión 3D o la robótica, actualmente es director de ingeniería para Google y que ha sido cofundador de la Singularity University, se ha hecho célebre por acertar tan a menudo en todas sus predicciones tecnológicas. Sin embargo,** donde Kurzweil ha cultivado su fama planetaria es el ámbito de la futurología**.

Las predicciones tecnológicas de Kurzweil han resultado ser asombrosamente precisas debido a sus amplios conocimientos de diversas disciplinas científicas punteras, así como a su capacidad para conectarlas entre sí. De este modo, en su primer libro The Age of Intelligent Machines (1988), pronosticó acertadamente que un ordenador ganaría el campeonato del mundo de ajedrez o que existirían los coches autónomos.

En su siguiente libro, La era de las máquinas espirituales (1999), llevó a cabo otra serie de pronósticos para el año 2008, el 2019, el 2029 y el 2099. Tal y como explica Peter H. Diamandis, otro de los fundadores de la Singularity University, en su libro Abundancia: «de las 108 profecías hechas para 2009, 89 se cumplieron completamente y otras 13 estuvieron a punto».

Raymond Kurzweil Fantastic Voyage

¿Nueva religión?

Algunos críticos de Kurzweil, con todo, han tildado sus predicciones de demasiado fantasiosas, y en general han comparado a quienes profetizan la Singularidad y a la élite tecnológica que la elogia como una suerte de nueva religión con cada vez más adeptos aficionados a la ciencia ficción.

En cualquier caso, sean o no demasiado aventuradas estas predicciones, muchos emprendedores multimillonarios de Silicon Valley, los también llamados tecnofilántropos, como Larry Page o Sergei Brin (fundadores de Google), Peter Thiel (PayPal) o el propio Peter H. Diamandis (X Prize Foundation), están invirtiendo grandes sumas de dinero en diferentes departamentos para que la IA avanzada se haga por fin realidad.

Por consiguiente, si finalmente aceptamos que en un espacio de tiempo relativamente breve pudiera materializarse una Inteligencia Artificial General, o deseamos prevenirnos en caso de que algún día pueda suceder, habría que plantearse una serie de cuestiones tanto filosóficas como sociológicas. Incluso admitir que tal vez el Homo sapiens podría llegar a su fin.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio